Los Parques Naturales checos se abrirán más al público

19-05-2015

Los parajes naturales checos protegidos serán más accesibles al público, tal como plantea una nueva ley propuesta por el Gobierno. La nueva legislación, válida para los cuatro Parques Naturales del país, cuenta con la oposición de algunas regiones, que piden una ley específica.

Podyjí, foto: Martin Vavřík, public domainPodyjí, foto: Martin Vavřík, public domain Los cuatro Parques Naturales de la República Checa: los Montes de los Gigantes, la Suiza Checa, Šumava y Podyjí, podrían ser regulados pronto por una única ley. La propuesta presentada por el Ministerio de Medio Ambiente establece cuatro tipos de zonas dentro de los parques, a diferencia de las tres actuales, y cambia sus normas de funcionamiento.

De estas quizás la más interesante es la mayor accesibilidad a los turistas, que podrán caminar libremente por los parajes protegidos y entrar en zonas antes vedadas. Así por ejemplo, tendrían la posibilidad de pasearse por el prado de los Siete Molinos, en Podyjí, al sur del país, según describe el director del parque, Tomáš Röthrockl.

“Esto es parte de la primera zona, de protección estricta, y la gente se puede desplazar solo por el camino. En caso de que se apruebe la propuesta de ley estará abierto al público todo el prado”.

Tomáš Röthrockl, foto:  Ľubomír SmatanaTomáš Röthrockl, foto: Ľubomír Smatana Las áreas especialmente valiosas, por habitar en ellas especies de animales o plantas protegidas, sí que estarían restringidas, bien todo el año, bien en la época de anidamiento o apareamiento, tal como lo decida la administración del parque. Las organizaciones ecologistas han valorado en general positivamente la nueva legislación, que deja totalmente claro que el objetivo de un Parque Natural es la conservación de sus parajes y restringe en mayor medida la intervención humana, especialmente las construcciones.

En contra se muestran los gobiernos regionales de Bohemia del Sur y de Pilsen, que ven en la ley una limitación a la autonomía de los municipios con territorio en los respectivos Parques Naturales, ya que tendrían ahora poco que decir en cuanto a su concepción y funcionamiento. Es por ello por lo que las mencionadas regiones reclaman leyes específicas.

Šumava, foto: Khalil BaalbakiŠumava, foto: Khalil Baalbaki Especialmente polémico es el Parque de Šumava, que desde hace años enfrenta a ayuntamientos, ecologistas y gobierno. Uno de los objetivos de la ley es precisamente poner punto final al litigio.

La propuesta establece además una división de zonas dentro de los parques que tendría una validez de 15 años, lo que evitaría que con cada cambio de gobierno se alterara la zonación del Parque por motivos políticos.

19-05-2015