Los niños están obesos porque tienen poca actividad física

12-09-2012

Los niños checos, especialmente los escolares, son cada vez más gordos. La obesidad afecta a una quinta parte de los varones y a una décima parte de las niñas menores de quince años. Los especialistas afirman que la causa es el mal estilo de vida con pocas actividades físicas y el frecuente consumo de dulces y alimentos grasosos.

El número de niños obesos en Chequia es actualmente tres veces mayor que hace unos 20 años. Los responsables principales, sin quererlo, suelen ser los padres de los menores, quienes no respetan las normas de la alimentación sana y no desarrollan en los niños una relación positiva hacia el deporte. La mayoría de los menores no practica ningún tipo de deportes, advierte Zlatko Marinov, especialista en nutrición infantil del hospital de Motol, en Praga.

”Para la salud de los escolares es indispensable que caminen unos tres o cuatro kilómetros diarios. Además, unas tres veces a la semana deberían salir a correr con sus amigos al parque por ejemplo”.

Zlatko Marinov, foto: Archivo de VISTAFILMZlatko Marinov, foto: Archivo de VISTAFILM Sin embargo, en vez de salir a correr con los amigos después de terminar las clases, siete de cada diez niños prefieren sentarse junto a su ordenador y pasan allí más de dos horas diarias y comiendo diversos dulces.

Muchos menores gustan ir con sus amigos a locales de comida rápida donde consumen alimentos que no son nada saludables. Los colegios tratan de desarrollar el estado físico de los escolares, ya que el 77% de los niños obesos tienen problemas de sobrepeso al llegar a adultos, pero las dos o tres horas de clases de educación física a la semana aportan poco.

Leoš Heger, foto: ČTKLeoš Heger, foto: ČTK El ministro de Salud, Leoš Heger, es consciente del problema y propone mejorar la preparación de los profesores de educación física. Inspirándose en el ejemplo de Gran Bretaña, Heger quiere también que en las escuelas checas sean introducidas dos horas de deportes diarias.

”Es necesario mejorar la preparación de los profesores de educación física para que, además de desarrollar el estado de salud de los niños, sean capaces de descubrir eventuales defectos físicos de los escolares, por ejemplo la escoliosis. Considero importante introducir en el plan escolar dos horas diarias de deportes, en vez de dos o tres a la semana. Respaldaremos al Comité Olímpico en la organización de actividades deportivas para todos y no sólo para deportistas profesionales”.

El ministro de Salud prometió destinar el próximo año más de 11 millones de euros del presupuesto nacional y de los fondos europeos a proyectos de prevención de la obesidad y a la propagación de un modo de vida saludable.

Según un reciente estudio internacional, tres cuartas partes de los escolares checos no cumplen las recomendaciones de los pediatras y expertos en nutrición de dedicar al menos una hora diaria a actividades físicas. Actualmente hay en la República Checa más de 200.000 personas obesas y el porcentaje de escolares se incrementa marcadamente.

12-09-2012