Los niños aprenden a evitar accidentes

03-09-2013

Enseñar a los alumnos las normas básicas de seguridad vial para prevenir accidentes de tráfico y reducir atropellos de menores. Ese es el objetivo de la introducción de clases obligatorias de seguridad vial en las escuelas de enseñanza básica y media en Chequia.

Foto: YouTubeFoto: YouTube El inicio del nuevo año escolar este lunes, trajo algunos cambios en el programa de estudios de los escolares y estudiantes de escuelas de enseñanza media. Entre otras materias, en las escuelas se imparten clases de seguridad vial que hasta el presente se enseñaban en el 70% de las escuelas aproximadamente.

A partir de ahora esta disciplina es obligatoria tanto en primaria y secundaria como en las escuelas de enseñanza media, aunque no necesariamente debe impartirse de manera separada sino que puede formar parte de otras materias. Las obligaciones de los peatones se explicarán asimismo a los niños en los parvularios, en forma de juego.

El objetivo es que los niños aprendan que la calle hay que cruzarla por un paso de cebra y respetando la señal verde en el semáforo, que hay que ponerse un caso de seguridad al montar la bicicleta y que en un automóvil es necesario abrocharse el cinturón de seguridad, y mucho más, sostiene Zdeněk Žák, ministro de Educación del Gobierno interino.

Foto: YouTubeFoto: YouTube “En este caso destaca el conocido principio de ‘tabula rasa’, o sea que los conocimientos y habilidades que vamos adquiriendo y asimilando desde la niñez, los aplicamos al crecer de manera automática. Y en lo que respecta a las normas de tránsito, es necesario que finalmente llegue a crecer una generación de personas con opiniones y actitudes positivas en cuanto a la seguridad vial”.

El Ministerio de Educación, en colaboración con el Departamento de Seguridad Vial (BESIP), del Ministerio de Transportes elaboró un manual de conocimientos que deberían tener los alumnos a determinada edad sobre las normas de tráfico y dependerá de cada escuela cómo aplicará esos datos en el plan de estudios. A disposición hay también manuales, pizarras digitales, simuladores de conducción, etc., señala Roman Bucký, de BESIP.

Foto: YouTubeFoto: YouTube ”Los alumnos de primaria, por ejemplo, trabajarán con manuales ricamente ilustrados. Las ilustraciones muestran situaciones concretas relacionadas con la seguridad vial a las que se ven expuestas a diario las personas y, especialmente los niños, al salir a la calle. En clases los alumnos analizarán con su educador cada una de esas situaciones y darán a conocer cómo se comportarían ellos”.

En secundaria, la educación vial se enseñará en clases de física, la distancia de frenado por ejemplo, así como en clases de ciencias naturales donde los alumnos aprenderán a prestar primeros auxilios en caso de un accidente de tráfico, etc. Para los estudiantes de enseñanza media fueron elaborados programas y seminarios especiales, juegos en tres dimensiones y tendrán a disposición simuladores en los que demostrarán sus conocimientos de las normas de tráfico al conducir una moto o un automóvil.

Los ministerios de Educación y Transportes, promotores de la educación vial obligatoria, confían en que esta materia ayudará a incentivar en los alumnos desde temprana edad una mayor responsabilidad por la seguridad de las personas en las veredas y las carreteras y a prevenir los riesgos derivados de conductas viales incorrectas.

03-09-2013