Los médicos checos se oponen a la vacunación en farmacias

Los farmacéuticos de la República Checa creen que administrar vacunas en las farmacias mejoraría los porcentajes de vacunación, sin embargo, los médicos lo consideran peligroso.

Foto: CareFusion Germany 326 GmbH, CC BY-SA 4.0Foto: CareFusion Germany 326 GmbH, CC BY-SA 4.0

La República Checa tiene uno de los porcentajes más bajos de Europa en lo que se refiere a la vacunación contra la gripe, con una cifra que se sitúa en torno al 5% y el 6%. Un problema sobre la que advierte la Asociación Checa de Vacunología.

Lubomír Chudoba, foto: Filip Jandourek, ČRoLubomír Chudoba, foto: Filip Jandourek, ČRo Ante esta situación, los farmacéuticos consideran que este porcentaje podría subir si tuvieran derecho a administrar las vacunas en la farmacia, ya que la gente podría verlo como una forma más sencilla y con menos obstáculos de vacunarse. De esa opinión es el presidente de la Cámara Farmacéutica de la República Checa, Lubomír Chudoba.

“No queremos hacer una revolución, queremos que los farmacéuticos ayuden a concienciar a la gente sobre la importancia de las vacunas, ayudar a que no tengan miedo y pregunten en las farmacias sobre esta parte de la asistencia médica”.

Según la Cámara Farmacéutica, ya existen algunos países europeos donde las farmacias cumplen esta función.

Para los médicos, por el contrario, supone un riesgo innecesario en la República Checa, ya que la administración de vacunas en los centros médicos funciona bien, como señaló a la Radiodifusión Checa el presidente de la Asociación de Médicos de Cabecera, Petr Šonka.

Petr Šonka, foto: Jana Přinosilová, ČRoPetr Šonka, foto: Jana Přinosilová, ČRo “Si se vacuna en otros países en las farmacias es porque su sistema de atención primaria es menos accesible. Pero aquí, que cualquiera tiene a su alcance un médico de cabecera, me parece que no tiene sentido introducir este sistema en las farmacias“.

Los médicos consideran que, aunque poco probable, si alguien sufre un choce anafiláctico tras ser vacunado, es esencial para salvar su vida que se encuentre en un centro médico, por lo que también opinan que es menos seguro delegar esta responsabilidad en las farmacias.

Con la intención de informar a los ciudadanos e intentar aumentar los porcentajes de vacunación, el Ministerio de Salud participará en un proyecto que el próximo año se iniciará con una página web oficial, donde todo el mundo tendrá a su disposición información fiable sobre las vacunas.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo La vicepresidenta de la Asociación Checa de Vacunología, Hana Cabrnochová, da la bienvenida al proyecto, ya que confirma que muchos niños no se vacunan por la desconfianza de sus padres después de leer alguna información de fuentes desconocidas.

“Cuando las madres quieren información, afortunadamente, más del 80% pregunta a su pediatra. Pero se dan casos en los que se consigue la información por otros medios, como Internet, donde la mayoría no comprueba si estos datos son reales. Entonces algunas personas podrían llamar a la consulta del pediatra y posponer la vacunación de sus hijos“.

Entre las vacunas que bajan en la República Checa está la del sarampión, que se encuentra ahora mismo alrededor del 80%, mientras que para mantener la inmunidad de grupo sería necesario un 95%. Algo que ya se dejó ver en la epidemia que hubo este año.