Los médicos checos se marchan y son reemplazados por extranjeros

27-05-2015

Uno de cada diez médicos en los hospitales de Chequia es un extranjero. Los hospitales resuelven de esta forma la insuficiencia de profesionales checos que se marchan al extranjero en busca de mejores salarios y condiciones para el crecimiento profesional.

Foto ilustrativa: FreeDigitalPhotosFoto ilustrativa: FreeDigitalPhotos Los hospitales en la República Checa acusan desde hace tiempo una gran escasez de médicos, especialmente en las especializaciones que requieren una buena condición física por parte de los profesionales, o donde los médicos se sienten cada vez más amedrentados a la hora de tomar decisiones, porque los pacientes con frecuencia presentan quejas por sospechas de tratamiento inadecuado. Entre estas especialidades figuran la cirugía, obstetricia y ginecología, traumatología y anestesiología, según sostiene Dana Jurásková, directora del Hospital General Universitario de Praga.

”En algunos centros de trabajo y especializaciones siguen faltándonos médicos y hasta el presente no logramos resolver la situación. Y es porque tampoco los especialistas del extranjero tienen interés por asumir ese trabajo”.

Dana Jurásková, foto: Tomáš Adamec, Český rozhlasDana Jurásková, foto: Tomáš Adamec, Český rozhlas Según datos del Colegio de Médicos, unos 560 médicos checos solicitaron el año pasado los documentos necesarios para trabajar en el extranjero. Además de mejores salarios, los médicos se marchan en busca de condiciones de trabajo más aptas y la posibilidad de un crecimiento profesional más rápido, afirma Michal Sojka, portavoz de la mencionada asociación profesional.

”El salario inicial de un médico en un hospital universitario en Alemania por ejemplo, son 4.220 euros, mientras que en Chequia son 850 euros. Pero no se trata sólo del dinero. Los médicos que recién comienzan su carrera después de la Universidad, tienen en el extranjero mejores condiciones de capacitación profesional. En Chequia este sistema funciona mal”.

A resolver el gran éxodo de médicos nacionales y su falta en los hospitales de la República Checa ayudan especialistas del extranjero, mayormente de Eslovaquia, Ucrania, Rumania, pero también de Egipto y Siria. El año pasado hallaron trabajo en Chequia unos 200 médicos extranjeros, de este número sólo 21 provenían de países de la Unión Europea. Semejante situación se da todos los años.

El Ministerio de Salud prepara una enmienda a la ley de educación médica continua. Esta persigue simplificar las directivas de capacitación continua y unificar las especialidades de medicina que actualmente se distinguen en este país y que ascienden a 90, con el fin de reducir su número.

27-05-2015