Los “juguetes inteligentes” encierran algunos peligros

07-02-2019

En la República Checa ya es común ver en las tiendas los llamados “juguetes inteligentes” para niños, que tienen conexión a Internet. Esto puede suponer un peligro en lo que se refiere a la protección de datos personales.

Foto ilustrativa: Pixabay CC0Foto ilustrativa: Pixabay CC0 Las nuevas tecnologías están avanzando en muchos casos con mayor rapidez que la legislación. Es lo que está pasando en estos momentos con los llamados “juguetes inteligentes”, que cada vez son más comunes en las tiendas checas.

Estos juguetes tienen a menudo la forma de peluches o muñecos y tienen la capacidad de conectarse a una red wifi, por lo que pueden enviar y recibir mensajes.

Pero lo que en principio puede parecer una forma divertida de comunicación entre los niños y sus padres, u otros familiares, tiene también algunos peligros. De hecho, hackers ya han atacado algunos de estos sistemas y han robado más de 800 000 mensajes.

Uno de los problemas es que muchas compañías quieren hacer que su juguete sea lo más atractivo y barato posible, y no toman ni siquiera medidas básicas de seguridad, como explica Zbyněk Malý, especialista en seguridad cibernética de la compañía Anect.

Foto ilustrativa: Andi_Graf / Pixabay CC0Foto ilustrativa: Andi_Graf / Pixabay CC0 “También en este mercado existe la competencia y la guerra de precios, entonces se intenta utilizar la capacidad de memoria de estos productos hasta el límite, por lo que no les queda espacio para instalar algún sistema básico de seguridad“.

Por el momento, las normas al respecto no están del todo definidas en este sector, y depende de cada tienda analizar los riesgos, según cuenta Jana Krčková, portavoz de la empresa Wormelen Group, que trabaja con las principales tiendas de juguetes de la República Checa.

“Los juguetes pasan por nuestro departamento de compras, donde tenemos un equipo que los analiza y evalúa cuáles son sus ventajas e inconvenientes“.

En la República Checa todavía no se ha decidido qué hacer con estos juguetes. Como declara para la Radiodifusión Checa Jiří Frolich, portavoz de la Inspección Comercial Checa, el problema es que estos productos para niños no incumplen ninguna norma que la Inspección pueda regular.

“No se trata de un incumplimiento de los preceptos legales que regulan este tipo de juguetes ni de los requisitos generales de seguridad“.

No obstante, en países como Alemania ya se han prohibido varios de estos juguetes, de la misma forma que los han retirado de sus páginas algunas plataformas como Amazon e Ebay.

07-02-2019