Los hinchas violentos pasarán los partidos en comisaría

27-01-2010

Chequia aplicará el conocido como ‘modelo inglés’ para evitar la violencia durante los partidos de fútbol. Los hinchas a los que se les haya prohibido la entrada a los estadios tendrán que acudir a la Policía mientras su equipo juegue.

Miroslav Platil, foto: ČTKMiroslav Platil, foto: ČTK Cuando la liga checa se reanude tras el frío invierno, la nueva ley que ha entrado en vigor en 2010 espera que solo la actuación de los equipos sea noticia cuando haya partidos de fútbol, al contrario de lo que ocurre con frecuencia.

El responsable de seguridad de la Federación Checomorava de Fútbol, Miroslav Platil, anunció el miércoles la medida.

“Para evitar que el hincha condenado acuda al estadio, tendrá que presentarse en alguna dependencia policial cuando su equipo juegue en casa, y permanecer ahí durante dos o tres horas hasta que termine el encuentro”.

La medida, creada para no tener que hacer un control de identidad a cada uno de los asistentes a un partido de fútbol, funciona con éxito desde hace años en Inglaterra, y también Francia y Alemania han probado el sistema. Habrá lugares habilitados que “nada tienen que ver con un presidio”, subraya Platil. De hecho, la Policía no puede impedir la salida de los hinchas en ningún momento del espacio reservado, pero sí constatarlo ante las autoridades judiciales, al igual que en el caso de que no se presenten en absoluto. Entonces, estas personas podrían llegar a ser acusadas de desacato de una decisión judicial, que contempla penas incluso de cárcel.

Para el abogado Petr Novák, el capítulo de las sanciones debería desarrollarse, ya que en su aspecto actual, deja vacíos legales que hacen perder efectividad a la medida.

“Es algo complicado porque en el caso de la condena de no poder asistir a un evento cultural o deportivo, la ley no contempla otras sanciones adicionales económicas o de trabajos comunales, por ejemplo, cuando no se presenten a la Policía, sino que podría ser encausado por desacato, pero solo en el caso de que acuda a ese evento cultural o deportivo determinado”.

Más lejos en esta dirección ha ido por su cuenta uno de los equipos de Praga, el Bohemians 1905. El club pondrá a prueba un sistema con tarjetas de identificación para evitar la entrada de sus hinchas indeseables.

Además de ésta, otras medidas fueron adoptadas para el año 2010 en la liga. No podrán venderse entradas más caras a los seguidores del equipo rival, como hiciera el otro Bohemians de Praga el año pasado.

27-01-2010