Los gitanos checos acusan al gobierno británico

23-07-2002

Agentes de Migración británicos controlan desde el verano pasado en el aeropuerto internacional de Praga a todos los pasajeros que viajan a Reino Unido. Gran Bretaña procura prevenir de este modo el eventual abuso del sistema de asilo británico.

El asilo vino siendo solicitado sobre todo por personas de la etnia gitana. El Tribunal Supremo de Londres empezó a atender este lunes la demanda de seis gitanos checos que se sienten discriminados por mencionados controles en el aeropuerto praguense. La Organización de Protectores de los Derechos Humanos Liberty, con sede en Londres, acusó al respecto el año pasado al ministro del Interior inglés, David Blunkett. El portavoz de la organización Liberty, Roger Bingham, está convencido de que los seis gitanos checos no pudieron viajar a Gran Bretaña aparentemente por el color de su piel.

"Las seis personas llegaron en julio del año pasado al aeropuerto de Praga para coger el avión rumbo al Reino Unido. Todos tenían pasajes válidos y los ciudadanos de la RCh no necesitan visado para viajar al Reino Unido. Estamos convencidos de que se trata de una discriminación racial." El gobierno británico rechaza la acusación de discriminar a los gitanos checos y afirma que todo pasajero checo es evaluado al respecto según los mismos criterios.

El mencionado Tribunal debería pronunciar su veredicto dentro de unas semanas. Si el juez reconoce que los controles son discriminatorios, éstos deberían ser suprimidos. Londres en tal caso volvería probablemente a implantar los visados entre la RCh y Gran Bretaña.

El número de los solicitantes de asilo checos se va reduciendo, sin embargo, si las autoridades británicas suprimen los controles en el aeropuerto de Praga, es muy probable que vuelva a aumentar.

23-07-2002