Los futuros médicos quieren quedarse a trabajar en casa

Una mejor perspectiva laboral y financiera eran los motivos principales por los que muchos médicos checos, sobre todo los jóvenes, se marchaban a trabajar al extranjero. No obstante, la situación va cambiando.

Foto: Monash University, Flickr, CC BY-NC 2.0Foto: Monash University, Flickr, CC BY-NC 2.0 El 80% de los estudiantes de medicina checos planifica quedarse a trabajar en la República Checa al terminar sus estudios. Así se desprende de los resultados de una reciente encuesta realizada por la compañía HealthCare Institute entre más de 1300 estudiantes del cuarto y sexto años de medicina. Hace todavía unos tres años ese porcentaje era del 73%, ya que la mayoría querían marcharse al extranjero para ganar más, siguiendo el camino de muchos médicos y enfermeras checos con mayor experiencia.

El Ministerio de Salud aplaude ese cambio de posturas de los jóvenes galenos y considera que este se debe al aumento de los salarios de los médicos en Chequia, así como a la reducción de la carga administrativa. No obstante, otro problema que persiste hasta el presente es el anticuado sistema de estudios de posgrado y cuyo tiempo de duración además es demasiado largo, según recalcó Dominik Karásek, vicepresidente de la Asociación de Estudiantes de Medicina.

”Registramos muchos problemas en los programas de formación especializada en áreas de capacitación específica. El periodo para el cumplimiento de esos programas se prolonga, lo que dificulta un crecimiento profesional más rápido. No me sorprende que al terminar los estudios algunos médicos se marchen al extranjero y no se preocupen de ese tema. En otro país pueden ganar experiencia y los estudios de posgrado los harán después de regresar. Porque lo que nos interesa hacer de verdad es la medicina”.

Roman Prymula, foto: Adam Kebrt, ČRoRoman Prymula, foto: Adam Kebrt, ČRo Karásek planifica por ello irse a trabajar primero por algún tiempo a un hospital en Alemania para adquirir experiencia. Al regresar a la República Checa quiere abrir un consultorio como médico de cabecera y a la vez continuar en los estudios especializados de medicina. Porque, según afirma, a muchos estudiante checos de medicina lo que actualmente les atrae más que la posibilidad de una mayor remuneración en el extranjero, es la de adquirir experiencia profesional diferente a la que se les ofrece en Chequia.

El viceministro de Salud Roman Prymula admite que existen ciertas lagunas en el tema de los estudios de posgrado de especialización médica, lo que disuade a un gran número de galenos jóvenes.

”Tenemos aquí todavía algunas lagunas. Lo cierto es que desde hace unos dos años trabajamos en una reforma del sistema de estudios de posgrado, pero ese proceso no lo hemos terminado todavía. Está claro y lo tomamos en cuenta que el aspirante debe conocer los pormenores de la formación especializada en áreas de capacitación. Debe saber cuánto tiempo le llevarán los estudios de especialización después de terminar los 30 meses de enseñanza básica de posgrado, considerados como la primera etapa de capacitación especializada”.

Foto: yanalovephoto, PixabayFoto: yanalovephoto, Pixabay La mayoría de los estudiantes que quieren quedarse en Chequia, aproximadamente el 78%, desearían trabajar en un hospital y el resto ser médico familiar o pediatra. Estas dos especializaciones, junto con la ginecología y la obstetricia, es lo que actualmente más atrae a los estudiantes de medicina.

Independientemente del creciente número de estudiantes de carreras médicas que no piensan abandonar el país al terminar sus estudios, en la República Checa siguen faltando médicos. El año pasado el Estado Checo destinó por ello mayores recursos financieros a las facultades de medicina, para facilitarles incrementar en un 15% el número de estudiantes.

La mayoría de ese dinero fue utilizada para incrementar los sueldos de los educadores en las facultades de medicina, otra parte fue aprovechada en programas educativos y la adquisición de artefactos que permitan ampliar la parte práctica de la enseñanza.

De acuerdo con informaciones de la Universidad Carolina de Praga, las facultades de medicina en Chequia registran un creciente interés por parte de los estudiantes que acabaron la enseñanza media. El número de las solicitudes de inscripción aumentó este año entre un 15% y un 20% en comparación con los años anteriores.