Los estudiantes y las personas mayores de edad ahorrarán más en sus viajes por el país

A partir del 1 de septiembre los estudiantes y las personas de la tercera edad disfrutarán en sus viajes por el territorio de la República Checa de un descuento del 75% en cada viaje.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo Desde el 1 de septiembre, en sus viajes en autobús y en tren, pagarán los estudiantes y las personas mayores de edad solo el 25% del precio del billete. Como contó a Radio Praga la portavoz del Ministerio de Transporte, Lenka Rezková, de los descuentos podrán disfrutar también personas extranjeras. Rezková explicó qué grupos sociales pueden aprovechar de los nuevos cambios.

Foto: Kristýna Nevanová, ČRoFoto: Kristýna Nevanová, ČRo “Este descuento será válido para todos los pasajeros, es decir, también para los que no sean ciudadanos de la República Checa. Las personas de la tercera edad que sobrepasen los 65 años y los pasajeros de 15 a 18 años se van a identificar mediante un documento oficial, mayoritariamente el documento nacional de identidad, o mediante el pasaporte u otro documento oficial con fotografía, el nombre y la fecha de nacimiento. Los pasajeros de 18 a 26 años se identificarán mediante el carnet de estudiante o con su ISIC válido“.

Las rebajas serán aplicables a todas las líneas de autobúses y trenes nacionales, sin embargo, los cambios no afectarán el transporte público urbano. Dará igual si se trata de un billete internacional o nacional, el descuento se efectuará solo hasta la última parada en el territorio de la República Checa, donde la tarifa sea válida.

El cambio es marcado, sobre todo para los estudiantes, ya que anterioremente disponían solo de descuentos desde el lugar de domicilio hasta la institución educativa. A partir del 1 de septiembre podrán viajar por todo el país pagando solo el 25% del precio del billete.

Los transportistas estiman que el número de pasajeros aumentará por los descuentos solo ligeramente, como explicó por ejemplo el portavoz de la compañía de transporte Arriva, Roman Herden.

Foto: Archiv Škoda Transportation, CC BY-SA 3.0Foto: Archiv Škoda Transportation, CC BY-SA 3.0 “Debido a que el descuento se centra también en los estudiantes y que ellos ya viajan en autobús, porque tienen que llegar a la escuela, entonces el aumento seguramente no será dramático“.

Sin embargo, las compañías sí están tomando medidas para prevenir complicaciones, ya sea mediante vehículos extra o reforzando los servicios de atención al cliente.

Los cambios fueron impuestos por el Gobierno del Primer Ministro Andrej Babiš, en aquel entonces en dimisión, y fueron planeados a que entraran en vigor el 10 de junio de este año. Debido a que las Autoridades Regionales disponían de un corto período de tiempo para administrar los cambios, se planeó una nueva fecha.

Los descuentos le costarán al Gobierno el año que viene unos 233 millones de euros. Este año serán pagados de lo que se ahorró el año pasado en los distintos ministerios.