Los efectos del Brexit sobre el comercio checo siguen siendo un enigma

El Reino Unido es uno de los socios comerciales más importantes de Chequia. Por eso la salida del país insular de la Unión Europea podría afectar de manera significativa a la economía checa.

Foto: Tumisu, Pixabay / CC0Foto: Tumisu, Pixabay / CC0 Los líderes de los estados miembros de la Unión Europea respaldaron este domingo tanto el acuerdo del Brexit, como la declaración política sobre las futuras relaciones.

Sin embargo, los empresarios checos siguen sin una idea clara sobre lo que será hacer comercio después de la salida del Reino Unido.

Las exportaciones checas a este país representan un 5% de la totalidad, lo que convierte al Reino Unido en el cuarto socio comercial más importante después de Alemania, Eslovaquia y Polonia.

Más específicamente, se trata sobre todo de automóviles, tractores, reactores y productos de hierro y acero con un valor que ronda unos ocho mil millones de euros.

Petr Rojek, dueño de la empresa RWT, que vende al Reino Unido máquinas afiladoras, subrayó que todo dependerá del acuerdo final sobre el comercio bilateral.

Foto: ČTK/AP/Geert Vanden Wijngaert Foto: ČTK/AP/Geert Vanden Wijngaert “Creo que las primeras consecuencias del Brexit se harán notar a principios del año 2019. Posteriormente, en abril, ya se sabrá mucho más. Ahora resulta difícil adivinar. En este sentido será decisiva la cumbre de diciembre, donde la Unión Europea tiene que llegar a un acuerdo con el Reino Unido acerca del comercio bilateral. Para nosotros sería más conveniente que se continúe con el comercio libre de impuestos”.

A su vez, Karel Havlíček de la Asocioción de Pequeña y Mediana Empresa nombró algunos de los sectores que se podrían ver más afectados.

“Por ahora parece que el mayor impacto se sentiría en la industria automovilística, los servicios financieros e inversiones en el sector inmobiliario. En lo que se refiere al número de puestos de trabajo, según las estimaciones se podría reducir en miles. Sin embargo, gracias a la situación económica del país no se trataría de nada serio”.

Lo que sí podría causar problemas es el aumento de la carga burocrática que sería costosa y obstaculizaría el proceso de exportación.

La primera ministra británica Theresa May, foto: ČTK/AP/Geert Vanden WijngaertLa primera ministra británica Theresa May, foto: ČTK/AP/Geert Vanden Wijngaert Sin embargo, un verdadero impacto de la salida del Reino Unido es difícil de adivinar por la cantidad de productos que Chequia exporta a países como Alemania o Francia, donde se incorporan en los productos que luego tienen como destino al Reino Unido. Se trata sobre todo de partes de automóviles.

No obstante, Vladimír Dlouhý, presidente de la Cámara de Comercio Checa, recordó que en este sentido quizás hay procesos que representan una amenaza mayor.

“En lo que se refiere a estas consecuencias indirectas, me parece más peligrosa la guerra comercial entre China y Estados Unidos e incluso una hipotética guerra comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea”.

En fin, toda la situación se vuelve aún más complicada si le sumamos la difícil posición de la primera ministra británica Theresa May, quien enfrenta una fuerte oposición incluso dentro de su Partido Conservador. De ahí que el futuro del acuerdo apoyado el domingo por los líderes europeos siga siendo incierto.