Los diputados rebeldes tiraron la toalla

El primer ministro Petr Nečas salió airoso de una de las mayores batallas libradas en su Partido Cívico Democrático (ODS). Derrotó a los ‘diputados rebeldes’ que amenazaban con provocar la caída del Gobierno.

Petr Tluchoř, foto: ČTKPetr Tluchoř, foto: ČTK Después de dos meses de mantener al Gobierno en jaque, los diputados rebeldes tiraron la toalla. Petr Tluchoř, el líder de los seis parlamentarios oficialistas opuestos a la reforma económica anunció sorpresivamente que él y otros compañeros renunciaban a sus escaños.

“Nuestras propuestas de cambio fueron rechazadas por el congreso del partido. No queremos provocar la caída del Gobierno ni queremos que los comunistas se hagan con el poder, es por eso que los diputados Ivan Fuksa, Marek Šnajdr y Petr Tluchoř renuncian a sus escaños parlamentarios. De esta manera evitamos votar a favor del aumento de los impuestos”, informó Tluchoř.

Petr Nečas, foto: ČTKPetr Nečas, foto: ČTK Dos diputados del grupo de los rebeldes echaron para atrás y revelaron que se sumaban a la mayoría, mientras que el sexto de los amotinados, hoy diputado independiente, adelantó que abandonaría la sala de sesiones durante la votación.

El cambio de actitud de los rebeldes significa un gran alivio para el primer ministro Petr Nečas que había supeditado la continuación de su Gobierno a la aprobación del paquete económico.

“Considero que se trata de una decisión política honesta y noble desde el punto de vista humano. Estoy convencido de que con los pasos dados se pone fin al conflicto protagonizado por estos compañeros”, matizó el jefe del Gobierno.

Josef Dobeš, foto: ČTKJosef Dobeš, foto: ČTK Los ‘diputados rebeldes’ repitieron hasta la saciedad que rechazan el paquete económico, porque incluye un aumento de los impuestos, asunto que contradice los principios del partido y del programa de Gobierno

Las buenas noticias para Nečas siguieron lloviendo. El antiguo ministro de Educación y diputado del partido Asuntos Públicos, Josef Dobeš anunció que está del lado del Gobierno.

Martin Kuba, foto: ČTKMartin Kuba, foto: ČTK Después de dos meses de tensión, el primer ministro Petr Nečas consiguió la promesa de apoyo de 105 diputados que votarán por su impopular ‘paquete económico’. El oficialismo necesita de un mínimo de 101 votos para superar el veto del Senado que anteriormente había rechazado la propuesta gubernamental.

Al evaluar lo ocurrido, el vicepresidente del Partido Cívico Democrático, Martin Kuba, dijo que las estructuras partidistas todavía cuentan con esos compañeros, puesto que su carrera política no ha terminado.