Los conductores ancianos deben portar una constancia médica

Los conductores ancianos han empezado a convertirse en un serio peligro en Chequia. El Ministerio de Transportes anunció la aplicación de medidas para reducir el número de accidentes protagonizados por conductores de la tercera edad.

Foto: freestocks-photos / PixabayFoto: freestocks-photos / Pixabay Una constancia médica, que certifique que un conductor a partir de los 65 años de edad puede circular de manera segura con su vehículo, puede ser muy pronto un trámite obligatorio para miles de personas en Chequia.

Los conductores de la tercera edad han empezado a engrosar las estadísticas de los accidentes de tránsito. El Ministerio de Transportes ha optado por elaborar una serie de medidas para ayudar y a la vez reprimir a estos conductores.

De acuerdo con František Jemelka, de la cartera de transportes, se ha ideado, por ejemplo, una nueva tabla de multas.

“Recientemente fue acordado que las multas oscilarán entre unos 280 y cerca de 1000 euros. Además se les podrá prohibir que conduzcan durante 6 o 18 meses. El Ministerio está preparando una enmienda a la ley de Tráfico Vial, y estamos a la espera de comentarios y sugerencias de otros ministerios“.

Las medidas anunciadas no han gustado al presidente del Consejo de la Tercera Edad de la República Checa, Zdeněk Pernes, que exige que las autoridades den cifras exactas.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo "Estamos completamente en contra. Lo aceptaríamos solo en caso de que esté justificado. Es necesario que se demuestre que los conductores de edad avanzada no cumplen sus obligaciones. Y la policía dice que no dispone de semejantes informaciones".

La propuesta ministerial sugiere que a partir de los 65 años de edad los conductores lleven consigo una constancia médica, para ellos será un asunto obligatorio. En la práctica esto significa que la fecha tope será el día de su cumpleaños. El documento tendrá una validez de tres años.

En la mayoría de los casos, los ancianos tuvieron accidentes porque no prestaron atención suficiente a la hora de retroceder, girar o ceder el paso. La portavoz de la Presidencia de la Policía, Hana Rubášová, se refirió a los accidentes más graves.

"Entre los accidentes más trágicos protagonizados por conductores de más de 70 años destaca la conducción en dirección opuesta. Esta situación se cobró nueve vidas en carretera. Otras ocho personas murieron, porque los conductores no respetaron la señal de ceda el paso“.

Tomáš Neřold, foto: MDCR ČRTomáš Neřold, foto: MDCR ČR Si bien la situación de los conductores de la tercera edad no es la mejor, los expertos en circulación vial consideran que existen aspectos positivos y se les puede prestar ayuda, al menos por algún tiempo. Tal y como indicara Tomáš Neřold, de la agencia de seguridad vial BESIP.

“A su favor debemos decir que los ancianos respetan las reglas, conducen con cuidado y reducen la velocidad. Por otro lado, topamos con que tienen reflejos más lentos, y esto representa una limitación fundamental para ellos. Se trata de algo inevitable, y una investigación demuestra que las diferencias a la hora de reaccionar en carretera se reducen de manera significativa en estas personas“.

Informaciones del Ministerio de Transportes y de la Policía de Tránsito indican que en la República Checa hay en este momento más de 97 000 personas de la tercera edad con carnet de conducir al día.

Las medidas anunciadas van más allá de los exámenes médicos y las multas, existe un programa para que los conductores ancianos practiquen de manera gratuita cómo conducir de manera segura. Existen por el momento ocho centros de capacitación en diferentes ciudades del país.