Los comercios checos atraen a los clientes mediante rebajas

19-07-2005

Las ventas de liquidación de los comercios checos aumentan de 20 % el número de clientes. Los comerciantes cuentan con liberar espacio para productos de nuevas colecciones y fidelizar a sus clientes.

Las ventas de liquidación de stocks corresponden a la evolución de las costumbres de los clientes checos. Durante el régimen comunista, las rebajas concernían mucho menos productos. Según Jarmila Nemeckova, directora de la sección comercial de Bata, pocos artículos de lujo llegaban hasta los clientes. Los propios vendedores trocaban con frecuencia los mejores productos entre ellos. Hoy, la situación es diferente.

"La empresa Bata vende en rebajas desde el año 1992 siempre tras la temporada de verano y de invierno. Los comercios no conservan ya los productos sobrantes en depósito como sucedía hace años. Almacenar los productos tiene también su costo, por eso hay que saber deshacerse de ellos a tiempo."

Nos interesamos también por los clientes que disfrutan en mayor medida de las rebajas. La vendedora de la empresa Kenvelo, Marketa Koucka, nos comunica sus impresiones.

"Debido a que estamos en la plaza de Venceslao, vienen aquí alrededor de 80 por ciento de extranjeros. Hay muchos españoles, italianos e ingleses. Cuando ven las rebajas, entran en la tienda por curiosidad. Uno puede oír en las tiendas exclamaciones como "hay que comprarlo por el precio!" Al encontrar algo barato, lo compran - así, las cartelas sirven para atraer a los clientes."

El hypermercado Hypernova trató por primera vez de seducir a los clientes reduciendo los precios hasta en un 80 por ciento. Esta campaña tuvo lugar desde las diez de la noche hasta las tres de la mañana y fue un gran exito. Aun cuando los clientes admiten haber comprado muchos productos inútiles, piensan que "hubiera sido un pecado no comprar productos tan baratos." Jarmila Nemeckova de la empresa Bata describe esta clase de clientes.

"Hay una categoría de clientes que buscan las rebajas. Estos no compran zapatos por estar de moda, les interesan sólo como producto de uso. Esa es la característica del cliente pragmático que encontramos en todas partes."

Aunque los precios en las tiendas checas bajen entre el 30 y el 70 por ciento, los clientes prefieren ir de compras al extranjero. En cuanto a ropa de marca, sale siempre más barato procurársela en Austria o en Italia. Por eso, los comerciantes checos tratarán de cambiar su estrategia para no perder clientes.

19-07-2005