Los checos y la droga en el cine

09-07-2001

Si desea escuchar la versión original, haga click aquí.

No se trata de una película de terror. O, por lo menos, ésa no era la intención inicial del director. Sin embargo, el miedo y la angustia acompanarán a los espectadores buena parte de la película. La oscuridad de la mazmorra, las ratas y la crueldad sin límite, eso es lo que espera al protagonista de la película checa "Los condenados". Inspirada en historias reales de personas checas encarceladas en el extranjero por tráfico o consumo de drogas, este largometraje es la primera producción cinematográfica centrada en el tema de las drogas que ha obtenido el permiso oficial de las autoridades tailandesas para ser rodada en su territorio.

En su proyecto inicial, que surgió hace más de cinco años, el director de la película, el checo Dan Svátek, se inspiró en el trágico destino del ciudadano checo Emil Novotný, condenado en Tailandia a 50 años de prisión por tráfico de heroína. No obstante, tal como comenta el director, desde entonces, el guión ha sufrido numerosas modificaciones, hasta el punto de alejarse bastante de la intención inicial. "Toda la historia es ficticia, pero hay cosas que realmente ocurrieron. Así que esas historias horribles, que verán los espectadores, son reales", aclara Dan Svátek.

La película ha sido rodada en Tailandia, cuyas autoridades tardaron más de un anoz en aprobar el guión y que vigilaron muy de cerca su rodaje. Asimismo, los exteriores de las montanas de Jizerské hory en la República Checa, Praga, la ciudad checa de Nový Bor o la capital holandesa fueron otros escenarios del desarrollo del largometraje "Los condenados". En el papel del protagonista debuta el joven actor Jan Plouhar y para el segundo papel principal se ha elegido al actor Jan Révai, ya conocido por su trabajo en varias películas checas y coproduciones internacionales. La película "Los condenados" del director checo Dan Svátek cuenta con la subvención del Fondo Nacional contra la Droga. Su estreno está anunciado para febrero del año próximo y seguramente irá acompanado de un debate público sobre las drogas, tema cada vez más preocupante en la sociedad checa.

09-07-2001