Los checos se quedarán en vacaciones ‘en casa’

13-06-2013

Pasar las vacaciones en la República Checa este año planifica la mayoría de los ciudadanos de este país. En especial porque resulta mucho más barato que salir al extranjero y en estos tiempos de crisis las personas tratan de economizar.

Foto: archivo de Radio PragaFoto: archivo de Radio Praga A diferencia de la pasada década cuando la mayoría de los checos solía salir de vacaciones al exterior, este año unas dos terceras partes de los ciudadanos quieren pasar sus vacaciones en Chequia, en las montañas, junto a algún río o lago, o en su casa de campo. El principal motivo son las finanzas, porque las vacaciones ‘en casa’ resultan más baratas que salir por ejemplo a las playas del sur de Europa.

Muchas personas también llegan a descubrir últimamente las bellezas naturales e histórico-culturales de la República Checa, según lo documentan las palabras de una joven habitante de Praga, Klára Nováková, quien junto a su familia decidió ir de vacaciones al norte de Bohemia, a los Montes Gigantes.

”A nosotros nos gusta viajar por Chequia. No sólo porque las vacaciones aquí salen más baratas que cuando salimos al extranjero. Con mi esposo consideramos que en este país hay un considerable número de lugares de gran atractivo turístico que vale la pena conocer”.

Junto con ahorrar dinero al quedarse en la República Checa, puesto que el precio de las estadías de recreo sale la mitad aproximadamente que en el exterior, todo está relativamente cerca aquí y las personas no se ven enfrentadas a las barreras idiomáticas. Pero, según afirma Michal Veber, secretario de la Asociación de las Oficinas de Turismo de la República Checa, al quedarse en casa, los checos tampoco están dispuestos a gastar elevadas sumas.

Michal Veber, foto: Asociación de las Oficinas de Turismo de la RChMichal Veber, foto: Asociación de las Oficinas de Turismo de la RCh ”Cuando los checos salen al extranjero, quieren aprovechar al máximo sus vacaciones y están dispuestos a sacar más dinero de sus bolsillos. Y esto vale tanto cuando viajan al Mediterráneo que cuando visitan las vecinas Hungría o Eslovaquia. Sin embargo, al quedarse en Chequia, buscan un alojamiento cómodo pero lo más barato posible con comida y servicios también baratos”.

Poco a poco van cambiando también los planes de los checos para las vacaciones. Antaño solían visitar mucho los castillos y palacios, de los que hay un gran número en la República Checa. No obstante, últimamente la mayoría de los turistas checos prefiere unas vacaciones activas, indica Michal Veber.

”Cada vez más ciudadanos y no sólo checos, quieren practicar deportes o realizar otras actividades durante las vacaciones. Muchas agencias de turismo incluyeron en su oferta por ello programas especiales de recreo que implican actividades deportivas como el ciclismo, deportes náuticos en los lagos de Chequia, así como talleres artísticos y otros. Cada vez menos personas eligen programas de conocimiento de la República Checa con caminatas cortas y actividades recreativas más bien pasivas”.

Las regiones a donde más suelen viajar los checos de vacaciones en su país son Bohemia Central, Bohemia del Sur y del Este y Moravia del Sur, según datos de la Asociación de las Oficinas de Turismo de la República Checa.

13-06-2013