Los checos se preocupan poco por su salud en comparación con otros europeos

11-08-2015

Los checos están menos informados que otros europeos sobre cuestiones médicas, lo que conlleva un peor cuidado de la salud. En un estudio que compara la formación sobre el tema de ocho países, la República Checa acabó en séptimo lugar.

Foto: Khalil Baalbaki, Radiodifusión ChecaFoto: Khalil Baalbaki, Radiodifusión Checa Mientras que en Países Bajos, Irlanda, Alemania y Polonia la población está relativamente bien informada sobre salud y medicina, la República Checa se encuentra entre los países europeos con peores conocimientos médicos, según un estudio realizado sobre ocho países del continente.

La encuesta señala que casi la mitad de los checos adultos posee costumbres perjudiciales para la salud, y que solo un 31,8% de los encuestados aprobó un test sobre formación básica en medicina. En Países Bajos pasó el examen el 37,1%, y la media europea es del 33,8%.

Los checos se orientan mejor en el funcionamiento del sistema sanitario, y peor en el tema de mantenimiento de la salud y modo de vida saludable. De acuerdo con Ondřej Dostál, de la Plataforma de Asegurados Médicos, esta situación tiene claras consecuencias económicas.

“Sobre todo hay un gran efecto del analfabetismo médico en la financiación del sistema sanitario. Mientras que las inversiones en informar a la gente son relativamente baratas, los gastos de esta falta de conocimiento alcanzan cientos de millones de euros”.

Las causas de esta situación son dos, y están relacionadas con un fallo institucional, denuncia Dostál.

Ondřej Dostál, foto: ČTOndřej Dostál, foto: ČT “Por un lado es cierto que el paciente tiene derecho a que el médico le explique todo, pero la organización y financiación de los centros médicos hacen todo lo posible para que el médico y el paciente no hablen. Educar al paciente es un trabajo duro y necesita tiempo, pero no se refleja en la valoración de los centros. El segundo problema es que somos relativamente estrictos en la publicidad de todo lo relacionado con la medicina científica, pero por el contrario hacemos muy poco para regular los anuncios de los métodos no científicos”.

El sondeo muestra también que la calidad de los conocimientos sobre salud y medicina se reduce con la edad y aumenta con el nivel de estudios. Al mismo tiempo está relacionado con el estrato socio-económico del encuestado y su capacidad para comprar medicinas y utensilios sanitarios, así como para acudir al médico.

11-08-2015