Los checos redescubren los beneficios de la leche de cabra

18-03-2015

La leche de cabra y sus derivados vuelven a ser muy demandados en Chequia después de décadas en las que su venta era mínima. Especialmente las familias con hijos aprecian sus beneficios para la salud, siendo la leche de cabra más digestiva que la de vaca. La popularidad de este alimento se refleja en el marcado incremento del número de personas que se dedican a ese negocio.

Foto ilustrativa: ČT24Foto ilustrativa: ČT24 La cría y la fabricación casera de derivados de la leche de cabra tiene una larga tradición en Chequia. Durante los pasados decenios disminuyó la demanda de estos productos, para volver a crecer marcadamente en los últimos años. Actualmente se dedican a esta producción unos 400 granjeros, mientras que hace unos cinco años su número no alcanzaba ni la mitad sostiene Richard Konrád, de la Unión de Criadores de Cabras y Ovejas.

“Aumenta en especial el número de granjas privadas de cría de cabras. Antes estos animales eran criados en pequeñas cantidades como animales domésticos en las zonas rurales. En los últimos cinco años han surgido varias grandes crías que cuentan con hasta mil cabezas de ese animal. Y esas granjas pueden permitirse firmar incluso contratos con las grandes cadenas de supermercados para el suministro de leche de cabra y sus derivados”.

Richard Konrád, de la Unión de Criadores de Cabras y Ovejas. Foto: ČT24Richard Konrád, de la Unión de Criadores de Cabras y Ovejas. Foto: ČT24 La mayoría de los granjeros no obstante, venden sus productos de forma directa, en su propia granja o en los mercadillos agrícolas que se efectúan en la mayoría de las ciudades y pueblos del país.

Para Pavlína Jirsová, de la comarca de Rakovník, en Bohemia Occidental la cría de cabras era originalmente una afición, que posteriormente se convirtió en un negocio. Al comienzo tenía cinco cabras, pero en reacción a la gran demanda amplió su número a 70 cabezas y cuenta también con un gran centro de producción y un comercio con ese tipo de productos.

Foto ilustrativa: ČT24Foto ilustrativa: ČT24 ”Vendemos productos alimentarios procesados, o sea leche de cabra pasterizada, yogur, leche kefirada, queso de cabra fresco y también queso feta que hemos aprendido a fabricar en Grecia”.

Los vendedores locales de productos de leche de cabra van innovando su oferta y, además de productos tradicionales, ofrecen a los clientes queso de cabra con cilantro, aceitunas, ajo y papas cocidas. En la oferta prevalecen productos nacionales, pero una parte es importada de Holanda y Francia.

Foto ilustrativa: ČT24Foto ilustrativa: ČT24 A diferencia de la leche de vaca, la de cabra contiene sólo un alérgeno. Por ello, además del sector alimentario, es aprovechada en la fabricación de cosméticos que ayudan a aliviar a las personas que padecen asma o eccema atópico. Asimismo, una compañía de la ciudad de Soběslav, en Bohemia del Sur, fabrica productos alimentarios para bebés como puré y leche de cabra en polvo, que exporta con éxito a Ucrania, China y Vietnam, entre otros países.

18-03-2015