Los checos pierden el respeto al SIDA y se bate el récord de nuevos infectados

28-01-2010

En 2009 se detectaron en Chequia 157 nuevos casos de infectados por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), el mayor crecimiento de su historia. El SIDA ha dejado de preocupar y la enfermedad se expande como no lo había hecho antes.

Desde 2006, el número de seropositivos ha aumentado en Chequia a un ritmo cada vez mayor. Si en 2008 se detectaron 148 nuevos casos, en 2009 se produjeron nueve más. Y esta tendencia al alza se va a mantener, según expertos como el secretario de la Sociedad Checa de Ayuda contra el SIDA, Miroslav Hlavatý.

“Hace unos años las cifras de nuevos infectados se estabilizaron, pero ahora cada año son más que en el anterior. La gente ha dejado de tenerle miedo, sobre todo los jóvenes, ahora no hay casos como el de Freddy Mercury, que marcaron a la generación anterior”.

En la República Checa se han detectado 1.344 seropositivos desde que apareciera la enfermedad, de las cuales, casi 300 personas desarrollaron el SIDA. El síndrome de inmunodeficiencia adquirida se ha cobrado ya la vida de 156 personas en el país. Sin embargo, estas estadísticas parecen no impresionar a la población. Miroslav Hlavatý considera que los avances médicos en la lucha contra el SIDA tienen también, paradójicamente, un efecto negativo.

“Cuando se habla del éxito de los tratamientos, es malo para la prevención. Es cierto que cada vez son mejores, pero los jóvenes piensan que ya no pasa nada porque esos tratamientos lo pueden todo, y no es así. Y lo demuestran las cifras cada vez mayores de víctimas del SIDA”.

Las relaciones sexuales sin protección están detrás de la mayor parte de las nuevas infecciones. De ellas, el 70 por ciento se produjeron en encuentros entre dos hombres, pero Hlavatý insiste en que el riesgo de contraer el virus está mucho más extendido de lo que la gente percibe.

“Que todo el mundo tome conciencia de que cualquiera que haya tenido relaciones sexuales sin condón, y eso es de lo más común, está en riesgo de haberse infectado del virus VIH. Así que no queda más que hacerse la prueba, porque cuanto antes se detecte, más opciones hay de éxito en el tratamiento y de poder llevar una vida de calidad en el caso de haber adquirido la infección”.

Otro grupo de riesgo importante, y que no tiene en cuenta esta estadística, son los extranjeros sin residencia permanente en el país. Contados aparte, se evidenciaron unos 320 casos en esta comunidad, provenientes de Ucrania y el África subsahariana en su mayoría, que suponen la cuarta parte de los registrados entre checos y extranjeros con residencia permanente.

Por otro lado, los casos de transmisión entre drogadictos por el uso compartido de una jeringuilla fueron tan solo el dos por ciento de los casos.

28-01-2010