Los checos no están muy dispuestos a mudarse en busca de trabajo

03-09-2004

Ni el ingreso de la República Checa en la Unión Europea ha cambiado las costumbres laborales de los checos: existe poca disposición para mudarse, tanto en el interior del país, como al extranjero, en busca de trabajo.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea "Si se tratara de un trabajo relacionado con lo que estudié, o sea, los estudios nórdicos, estaría dispuesta a mudarme. Si tuviera un trabajo que me gustara, y las condiciones adecuadas, me iría a Noruega".

"Estaría dispuesto a trabajar en el extranjero. Claro, dependería del tipo de trabajo, debería ser un trabajo cualificado, interesante y bien pagado".

"Sí, pero las condiciones deberían ser mejores que las en la República Checa desde el punto de vista del salario y la vivienda. En este país es difícil mudarse en busca de trabajo y el mayor obstáculo es la inaccesibilidad de una vivienda barata".

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea Las opiniones de los entrevistados por Radio Praga confirman la tendencia general: son los jóvenes y la gente con formación universitaria quienes muestran interés por trabajar en el extranjero.

Gran Bretaña e Irlanda, aparte de Suecia, son los únicos países que emplean trabajadores de los nuevos países miembros de la Unión sin restricción. Allí trabajan ahora unos dos mil checos.

Aunque esos dos países ofrecen unas buenas condiciones sobre todo a la gente con formación técnica, la mayoría de los checos trabaja allí en profesiones manuales, en construcciones y restaurantes.

La Organización Internacional para la Migración registra diariamente en la República Checa, en su línea telefónica especial, sólo una decena de preguntas acerca del trabajo en el extranjero. En Polonia son varios centenares de llamadas telefónicas al día.

03-09-2004