“Los checos deben cambiar su estilo de vida para llegar a la jubilación”

04-07-2011

El Parlamento aprobó la primera parte de la reforma del sistema de pensiones que supone un progresivo aumento de la edad de retiro. Los expertos coinciden que los checos deben cambiar su estilo de vida si quieren llegar sanos y salvos a la jubilación.

Sólo falta el visto bueno del presidente Václav Klaus para que sea ratificada la llamada ‘reforma pequeña’ del sistema de pensiones y de salud. Si entra en vigor la edad de jubilación en Chequia irá aumentando hasta alcanzar los 70 años de edad.

De esta manera, la actual generación de treintañeros se retirará alrededor del año 2050. Sin embargo, no todos tendrán la suerte de disfrutar de su jubilación. Según pronósticos demográficos una quinta parte morirá antes de alcanzar la edad de 70 años.

Según Jiří Král, funcionario del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, los jóvenes tendrán tiempo suficiente para prepararse para estos cambias.

Jiří KrálJiří Král “Es una generación completamente distinta a la nuestra. Tiene muchos años por delante y entonces bastante tiempo para cambiar su estilo de vida, adaptarse a la nueva situación. No hay otro camino. No podemos permitir que Chequia sea un país de jubilados”, subrayó Král.

Los expertos coinciden en que los jóvenes deberán revaluar sus prioridades si quieren llegar a la jubilación en un buen estado de salud física y mental. Esto significa poner más atención en la alimentación sana, hacer ejercicio de forma regular, evitar el estrés y trabajar menos.

Jiřina ŠiklováJiřina Šiklová “La sociedad checa tendrá que buscar un estilo de vida nuevo, distinto al que predomina hoy en día. Los que pasan 12 y más horas diarias en el trabajo simplemente no aguantarán hasta tal edad”, advierte la socióloga Jiřina Šiklová.

Además de todo esto, los checos deberán asumir la responsabilidad por su situación económica y no sólo esperar ayuda del Estado, recalca el economista, Vojtěch Benda.

“Ninguna reforma del sistema de jubilaciones, aunque sea buena, garantiza que sea eficaz del todo. La gente debe comprender que el sistema público es muy frágil y que puede derrumbarse en cualquier momento. Es importante que los checos aprendan a ahorrar para la vejez independientemente del Estado”, destaca el experto.

La República Checa tendrá en 2050 cerca de 11 millones de habitantes, un millón más que ahora. Una tercera parte de los ciudadanos serán económicamente activos, el mismo número, aproximadamente, serán jubilados. Dicho de otra manera, habrá un jubilado por cada persona en edad productiva, según previsiones estadísticas.

04-07-2011