Los checos de Volinia se sienten engañados por el Gobierno de Praga

01-10-2015

Los ucranianos descendientes de checos que viven en el oeste de Ucrania, afirman haber sido engañados por las autoridades de la República Checa. Al solicitar su repatriación al país de sus antepasados recibieron una respuesta negativa desde Praga. Los ucranianos insisten en que con anterioridad se les había asegurado de que no habría problemas con su traslado a Chequia.

Los checos de Volinia, foto ilustrativa: ČT24Los checos de Volinia, foto ilustrativa: ČT24 El Gobierno de Praga había prometido hace unos seis meses que en el caso de los ucranianos de origen checo sería aplicado un proceso simplificado para obtener residencia permanente en Chequia. Muchos descendientes de checos decidieron entonces abandonar Ucrania, por temor al prolongado conflicto armado que afecta el país. En primavera llegó a Praga el primer grupo de unos 70 ucranianos que recibieron residencia permanente y ayuda de las autoridades locales para integrarse a la sociedad checa.

Sin embargo, pasados unos meses, la respuesta a la solicitud de residencia permanente en la República Checa enviada por checos de la región de Volinia, al oeste de Ucrania, fue negativa. El ministro del Interior, Milan Chovanec, explicó que la promesa dada por el Gobierno checo de repatriar a ucranianos checos en un proceso simplificado atañe solamente a las personas que viven en zonas donde continúa el conflicto bélico.

Věra Doušová, foto: ČTVěra Doušová, foto: ČT ”Por ese motivo, a los checos de la región de Volinia que solicitaron residencia permanente en la República Checa no les fue aplicado el mismo modelo que a los descendientes de checos del este ucraniano”.

Hasta el presente han solicitado el regreso a la patria de sus antepasados más de 400 ucranianos checos, de los que 150 ya han sido repatriados. Věra Doušová, activista que desde hace 25 años ayuda a los descendientes de checos, sostuvo que hay unas 200 personas cuyas solicitudes fueron rechazadas, y que no entienden el motivo de ese rechazo, ya que el Gobierno checo había prometido repatriar a todos los ucranianos checos que lo solicitaran.

Volinia, foto: ČT24Volinia, foto: ČT24 ”Todas esas personas habían contado con que serían repatriadas. Dieron de baja a sus hijos de las escuelas por ello y comenzaron a presentar renuncias en sus centros de trabajo. Igualmente empezaron a vender por ejemplo muebles y diversos accesorios de sus hogares”.

Doušová considera que el Gobierno checo falló en su conducta frente a los checos de Ucrania, puesto que desde el inicio no explicó con claridad que existían diferencias en las condiciones para la concesión de residencia permanente y la aplicación de un proceso simplificado. La activista insistió en que ella misma estaba segura de que la promesa de repatriación dada por las autoridades checas a comienzos del año incluía a todos los descendientes de checos en Ucrania.

Miloš Zeman, foto: ČTKMiloš Zeman, foto: ČTK Los ucranianos de Volinia cuya solicitud de repatriación fue rechazada por Praga se sienten engañados. Enviaron por ello una carta al presidente de la República Checa, Miloš Zeman, en la que le piden que examine el asunto y les ayude a que puedan vivir en la patria de sus antepasados.

01-10-2015