Los campamentos infantiles abrirán este verano en Chequia

15-05-2020

Los campamentos infantiles abrirán sus puertas este verano. La información ha sido confirmada por el ministro de Salud Adam Vojtěch para alivio de padres y niños.

Foto: Barbora HakenováFoto: Barbora Hakenová Los campamentos infantiles representan una solución para las familias checas todos los veranos. Los niños pasan parte de sus vacaciones estivales en campamentos temáticos al aire libre, aprenden sobre la naturaleza, practican deportes o estudian idiomas. Pero lo más importante es que mientras ellos disfrutan de manera activa el tiempo libre, sus padres no interrumpen el trabajo.

Foto: Barbora HakenováFoto: Barbora Hakenová Tras el cierre de las escuelas y el posterior anuncio de una paulatina reapertura de los centros de enseñanza correspondió el turno ahora a los campamentos infantiles de verano. Después de intensos debates, el ministro de Salud Adam Vojtěch y los especialistas en epidemias decidieron permitir la apertura de los campamentos a partir del 27 de junio, pero con ciertas limitaciones según dijo a la Radio Checa la directora del Departamento de Infecciones Jarmila Rážová.

“Limitaremos el número de niños y se reducirá el tamaño de los campamentos. Dependiendo del desarrollo de la pandemia la cifra podría subir a un máximo de 500 personas, esto incluye a niños, personal y adultos en general”.

El ministro Vojtěch precisó en un mensaje de Twitter que al principio se permitirán los campamentos para un máximo de 300 niños en cabañas, pero en los campamentos con tiendas de campaña la cifra total será de 100 personas. No obstante, agregó que si a partir del 8 de junio la situación del coronavirus mejora podrían permitirse hasta 500 participantes.

El presidente del Consejo Checo de la Infancia y la Juventud, Aleš Sedláček, quien asistió a los debates sobre la apertura de los campamentos, dijo a la Radio Checa que desde el punto de vista técnico todos los campamentos del país se pueden ajustar a las medidas exigidas.

Foto: Lubomír Smatana, ČRoFoto: Lubomír Smatana, ČRo “Tomando en cuenta las informaciones que tenemos a disposición nosotros y el Ministerio de Salud, puedo confirmar que prácticamente todos los campamentos cumplen las dimensiones exigidas. Pensar que algún campamento no pueda cumplir las condiciones establecidas está fuera de lugar”.

En todos los campamentos regirán estrictas medidas de higiene y protección. Según indicó Jarmila Rážová del Departamento de Infecciones los niños no necesitarán presentar el resultado negativo de una prueba de coronavirus, pero se les pedirá un certificado de buen estado de salud como se hace todos los años.

Aleš Sedláček, del Consejo Checo de la Infancia y la Juventud, dijo que una buena medida de prevención será controlar a los menores antes de su llegada o acceso al campamento.

“Se ha establecido una especie de filtro de admisión. Esto quiere decir un control médico antes de que el niño suba al autobús o a la hora de llegada a las puertas del campamento en caso de que el traslado lo realicen los padres”.

Foto: Dominik David / ČRoFoto: Dominik David / ČRo En caso de que algún niño o adulto muestre síntomas de enfermedad será aislado del colectivo hasta que se lleve a cabo la prueba correspondiente y de acuerdo con la intensidad del brote, las autoridades pueden ordenar el cierre del lugar afectado.

Las medidas de higiene y protección regirán en todo el país, y también en los campamentos de verano urbanos. Tanto el ministro de Salud como la directora del Departamento de Infección han insistido una y otra vez que todo dependerá de la situación en torno a la epidemia de coronavirus.

Este jueves fueron confirmados 82 casos nuevos de infección por coronavirus en Chequia. Hay un total de 8351 contagios, 5241 pacientes se han curado y se confirman 293 fallecimientos. Desde finales de abril se registra una significativa disminución de contagios que no supera los 100 casos por día.

15-05-2020