Los bienes de la RCh no gozan de garantía en el exterior

26-10-2001

Si desea escuchar la versión original, haga click aquí.

El Ministro de cultura checo, Pavel Dostál, emitió dicha prohibición basada en la advertencia del Ministerio de Finanzas de que los bienes checos podían ser confiscados en cualquier país del mundo puesto que hasta el momento, el Estado checo no ha pagado el millón de dólares que costó el arbitraje internacional que tuvo lugar en septiembre pasado en Estocolmo. Es que según el veredicto de Estocolmo, la República Checa perdió el proceso judicial iniciado por la sociedad norteamericana CME por haber perdido sus inversiones en la compañía televisiva NOVA. Según el arbitraje, la República Checa violó frente a los Países Bajos el acuerdo de protección mutua de las inversiones. El titular de cultura checo, Pavel Dostál, comenta la situación:

"Según los resultados del arbitraje de Estocolmo es teóricamente posible que la sociedad norteamericana CME confisque bienes culturales checos por valor de un millón de dólares. El Ministerio de finanzas presentó ante el tribunal general de Suecia una queja sobre los procedimientos formales del arbitraje, y de ello se desprende que mientras el asunto no se aclare, la República Checa no organizará exposición alguna en el extranjero".

Con la decisión del Ministerio de Cultura se identificó plenamente el Director General de la Galería Nacional de Praga, Milan Knízák, señalando que bienes culturales patrimonio del Estado checo podían ser confiscados muy facilmente y convertidos enseguida en dinero.

26-10-2001