Los aviones españoles CASA le cuestan la cabeza al viceministro de Defensa

04-11-2010

El ministro de Defensa, Alexander Vondra, anunció el cese de su viceministro Jan Fulík a partir del 8 de noviembre. Pero aunque el ministro disimula, los medios ven clara la relación de este despido con la denuncia de la Unión Europea a Chequia por la fraudulenta adquisición de los aviones de transporte militar CASA.

Alexander Vondra, foto: ČTKAlexander Vondra, foto: ČTK Jan Fulík era el último de los hombres del anterior ministro de Defensa, Martin Barták, que se encontraba dentro del círculo más próximo del actual, Alexander Vondra. El ministro avisó de que se disponía a revisar las operaciones de compra dudosas o sospechosas para el Ejército cuando fue nombrado hace cuatro meses.

Sin embargo, en el despido de Fulík, Vondra no se ha referido a los varios escándalos que han salido a la luz por la adquisición de vehículos militares en los que aparecía el nombre de Fulík. Es más, incluso ha ofrecido al viceministro cesado un nuevo cargo no precisado, y que éste está sopesando, tal y como anunció Vondra en rueda de prensa mientras daba el nombre de su nuevo hombre de confianza.

Jan FulíkJan Fulík “Tras el cese de Jan Fulík, he decidido nombrar viceministro de Defensa a Jiří Šedivý, que se ocupará de la política de defensa, la de asuntos exteriores y también será el responsable de armamento. En cuanto a Jan Fulík, por supuesto le he ofrecido otra función”.

Fulík fue parte decisiva de las negociaciones en dos casos que desde su inicio levantaron gran polémica. En ambos, Chequia terminó pagando unos precios muy por encima de lo normal. Uno fue la compra de 90 vehículos armados ligeros Iveco, en los que se desembolsó una cantidad récord que superaba los 1.600.000 euros por unidad, en una operación realizada conjuntamente con Eslovaquia. El otro, la adquisición de los aviones de transporte militar de fabricación española CASA, por los que los checos pueden pagar por partida doble.

La Comisión Europea ha llevado el caso al Tribunal de Justicia europeo en Luxemburgo y el país podría tener que hacer frente a una importante multa. Las razones: haber adjudicado la licitación sin un concurso público a nivel europeo, como procede en estos casos, y además haber pagado un precio muy superior al de otras eventuales ofertas. También el caso de los vehículos Iveco podría traer similares consecuencias, pero queda que la Comisión Europea se pronuncie sobre él.

En tanto, el sustituto de Fulík, Jiří Šedivý, es un viejo conocido de la cartera. Fue ministro de Defensa del primer Gobierno de Mirek Topolánek en 2006 y ahora servía como vicesecretario general de la OTAN para política de defensa y planificación.

04-11-2010