Los austríacos votan sobre la central electronuclear checa de Temelín

14-01-2002

Si desea escuchar la versión original, haga click aquí.

Jorg Haider, Foto: CTKJorg Haider, Foto: CTK La central electronuclear de Temelín, situada en el sur de la República Checa, es nuevamente uno de los temas centrales en el escenario político de Austria. El Partido de la Libertad inició un referéndum, que tiene como base recolectar firmas, y que se conoce como "Veto contra Temelín".

Los austríacos tienen hasta el 21 de enero la posibilidad de expresar mediante su suscripción el apoyo a la aprobación de una ley constitucional que comprometería al Gobierno a bloquear el ingreso de la República Checa a la Unión Europea, si la puesta en marcha de la planta electronuclear no es suspendida.

En caso de que más de 800 mil austríacos lo aprueben, el Partido de la Libertad podría insistir en la convocatoria de un referéndum nacional. Sin embargo, el Partido Popular, encabezado por el canciller austríaco, Wolfgang Schüssel, no está de acuerdo con este tipo de acciones.

Por su parte, los ecologistas checos tampoco comparten la iniciativa del Partido de la Libertad austríaco.

Temelín, Foto: CTKTemelín, Foto: CTK "Nosotros, como miembros de Greenpeace, consideramos que todo el asunto es más bien contraproductivo. Ese referéndum es evidentemente un asunto político. Nos preocupa que esto desvía la atención de los verdaderos problemas existentes en Temelín. Sobre todo las cuestiones de seguridad que estamos observando," dijo Václav Vasku, portavoz de Greenpeace.

Por su parte, el ministro de RR.EE. checo, Jan Kavan, sostiene que, prescindiendo del resultado concreto del referéndum, la postura de Praga respecto a Temelín no registrará modificación alguna, aunque el referéndum podría influir negativamente en las relaciones checo-austríacas y la posición de Austria en el contexto europeo.

14-01-2002