Los alcaldes cantan a Praga

30-08-2004

Las tierras checas fueron "el conservatorio de Europa" en el siglo XVIII, los músicos e intérpretes checos cosecharon tal fama y éxito a nivel continental que empezó a decirse "cada checo, un músico".

Surgido hace tres siglos, el dicho de "cada checo, un músico" rige hasta en la actualidad, tal como lo testimonia nuestro amigo y radioescucha argentino Hugo Longhi, quien recientemente visitara Praga.

"Este es el año de la música en la República Checa, y realmente paseando por estas calles y callejuelas me ha sorprendí a cada paso la cantidad de músicos ambulantes, que lo hacen algunos por pedir una moneda seamos sinceros, pero otros de manera más organizada a manera de orquestas, simplemente para ofrecer lo que saben. Y acá la música es realmente una pasión. Y esto que hemos venido escuchando a lo largo de las emisiones de Radio Praga, durante todo este año, yo le he visto reflejado en las calles"

Y el amor y la pasión por la música se refleja a diferentes niveles, tanto en las calles como dijera Hugo Longhi, así como en importantes festivales internacionales. No obstante, una reciente curiosidad llamó nuestra atención. Los alcaldes de los 13 distritos de la capital checa, decidieron grabar un disco con canciones populares que narran historias sobre antiguos lugares y personajes de la capital

El disco se llama "Canciones de los alcaldes de Praga", y para la ocasión los señores alcaldes se vistieron con atuendos de tiempos pasados y escogieron canciones de las que se cantaban, por ejemplo, en las cervecerías.

El disco de los alcaldes nos ofrece un total de quince canciones entre las que destaca "Tocte se pardalové" antigua y divertida canción dedicada a los matones del barrio.

El disco de los alcaldes termina con la alegórica y popular canción checa titulada "De quién es Praga? Nuestra". Parece que el disco compacto de los alcaldes confirma una vez amá aquello de "cada checo, un músico".

30-08-2004