Literatura, historia y chocolate: los ganadores del XXIV Premio Iberoamericano

11-04-2019

La vigésimo cuarta edición del Premio Iberoamericano ya tiene sus ganadores. Esta vez recibió el primer galardón una estudiante de la Universidad Masaryk de Brno, por su trabajo escrito en portugués.

La embajadora Leonora Rueda, foto: La Embajada de MéxicoLa embajadora Leonora Rueda, foto: La Embajada de México Por vigésimo cuarta vez se convocó el Premio Iberoamericano, un concurso en que los universitarios checos pueden demostrar sus conocimientos del mundo hispanohablante mediante temas de su elección.

Esta vez tuvo la condición de Secretaria Pro Témpore la Embajada de México. La embajadora Leonora Rueda abrió la ceremonia con un discurso dedicado a las relaciones entre Chequia y los países iberoamericanos, destacando la importancia del empeño por conocer culturas extranjeras.

“Es un honor tener el privilegio de celebrar esta vigésimo cuarta edición del Premio Iberoamericano, una de las expresiones que pone de manifiesto los estrechos lazos de amistad, educativos y culturales, que unen a nuestros pueblos, mediante la palabra castellana y portuguesa, con el alma checa”.

“El Premio Iberoamericano es una de las expresiones que pone de manifiesto los estrechos lazos de amistad que unen a nuestros pueblos, mediante la palabra castellana y portuguesa, con el alma checa”.

En la XXIV edición del Premio Iberoamericano entregaron sus trabajos 21 estudiantes checos. Todos recibieron un diploma de participación, dos obtuvieron menciones honoríficas, pero como en todos los concursos, hubo solo un ganador.

Foto: La Embajada de MéxicoFoto: La Embajada de México

Este año recibió el primer galardón Eva Trávníčková de la Universidad Masaryk de Brno, con su trabajo titulado “Cuando el alma se vuelve material o paralelos entre el espacio y la consciencia de la novela existencial Para Siempre de Vergílio Ferreira”, escrito en portugués.

Eva Trávníčková, foto: Beatriz Orgaz PosadaEva Trávníčková, foto: Beatriz Orgaz Posada En su ensayo, Eva se dedicó a la influencia de la espacialidad en el personaje principal de la novela, enfocándose en la distribución de objetos y de los cuartos en la casa que forma el escenario de la trama.

En entrevista a Radio Praga, Eva recordó cómo llegó a elegir el tema de su trabajo, que al mismo tiempo representa el enfoque de sus estudios en la universidad.

“Yo estaba emocionada, estaba sorprendida, con los detalles, con todo lo que se puede releer y leer entre líneas en la obra. Primero hice un trabajo pequeño de final de grado sobre este tema, sobre la problemática del espacio en esta novela, porque forma una parte imprescindible de la obra, no se puede quitar. Esta parte sustenta todo, es el núcleo de la novela en sí”.

La estudiante estaba muy conmovida al recibir el premio, agradeciéndoselo a los garantes del evento, a sus profesores, amigos y familia.

“La cultura, el espíritu y la literatura portuguesa forman parte de mi personalidad”.

Las gracias pertenecen a mi tutora Silvie Špánková, profesora de la literatura portuguesa, porque sin ella no lograría esto. Me ayudó mucho y me inspiró durante mi carrera, de verdad le agradezco mucho lo que haya hecho por mí. También a Fátima Nery Plch, que me ayudó mucho en cuanto a la corrección del trabajo, las sugerencias lingüísticas. Me demostró nuevos caminos de la lengua”.

Eva elaboró su trabajo en portugués, el idioma de su grado en la Universidad Masaryk de Brno, pero habla español con fluidez. Este lo aprendió por su propia cuenta, mientras que con el portugués empezó en la universidad.

foto: La Embajada de Méxicofoto: La Embajada de México “Ambas lenguas son muy importantes para mí y no podría quedarme sin una o sin la otra. Hablar me gusta más en español, pero la cultura, el espíritu y la literatura portuguesa forman parte de mi personalidad”.

En segundo lugar se ubicó la estudiante Anna Nováková de la Universidad Palacký de Olomouc con su ensayo “Entre Flandes, España y Bohemia; Guillermo Verdugo, agente de Francisco de Dietrichstein”. Su trabajo analiza las relaciones checo-españolas durante la Edad Moderna a través de la historia de un noble español, Guillermo Verdugo. Anna sostuvo que su tema no tiene bordes temporales.

“Creo que nadie había utilizado esta materia, la correspondencia entre estos los dos hombres en específico. Ahora estamos en el mundo de las redes sociales, que se estudian también en el siglo XVII, XVIII, XVI. Estudiar la correspondencia, digamos, las redes de patrones y clientes, es algo que proviene de nuestra época. Lo tenemos ahora y lo estudiamos en la historia”.

Anna Nováková, Eva Trávníčková y Martina Snášelová, foto: La Embajada de MéxicoAnna Nováková, Eva Trávníčková y Martina Snášelová, foto: La Embajada de México El tercer lugar lo ocupó Martina Snášelová de la Universidad Checa de Agricultura en Praga con su trabajo “Por una tableta de chocolate”, dedicado al origen, la tradición y la economía de la producción de cacao.

Este último tema demuestra que el Premio Iberoamericano no aborda solo temas de la literatura, historia y cultura iberoamericana. Entre los trabajos entregados se encontraban temas filosóficos, políticos y económicos, como destacó la Embajadora de México en la República Checa, Leonora Rueda.

“La excelencia del contenido y forma de todos, la diversidad de enfoques y temas, fueran filosóficos, históricos, económicos, o de otra naturaleza, constituyeron un esfuerzo que habla ya de jóvenes promesas”.

El Premio Iberoamericano se organiza desde 1994, con el fin de alentar el conocimiento de los países iberoamericanos mediante trabajos escritos en español o en portugués, prosigue Leonora Rueda.

“Aprender y aprehender el español o el portugués es entender la realidad de cerca de 30 países y territorios, que aglutina a más de 1300 millones de personas en el mundo”.

“Aprender y aprehender el español o el portugués es entender la realidad de cerca de 30 países y territorios que, conjuntamente con el grupo de usuarios potenciales de ambas lenguas, aglutina a más de 1300 millones de personas en el mundo, cifra que se incrementa exponencialmente día con día, gracias a nuestra presencia en la literatura, el arte, la economía, en el devenir de la humanidad”.

La entrega de premios tuvo lugar este miércoles 10 de abril en el Carolinum de Praga, con la presencia de todos los participantes y el cuerpo diplomático iberoamericano. A la entrega de premios asistieron el rector de la Universidad Carolina, Prof. Tomáš Zima, la viceministra de Educación, Juventud y Deporte, Dana Prudíková, y la viceministra de Cultura, Kateřina Kalistová.

El Premio Iberoamericano es una oportunidad para los estudiantes checos de mostrar su dominio de las lenguas y los temas latinoamericanos.

11-04-2019