Lidice, testimonio inmortal de la barbarie nazi

11-06-2012

Centenares de personas acudieron este domingo a Lidice, donde se efectuó un acto recordatorio del 70 aniversario del arrasamiento de ese pueblo de Bohemia Central por los nazis. En el encuentro se recalcó que la tragedia de Lidice demostró al mundo entero que la Alemania de Hitler era capaz de todo para lograr su objetivo de gobernar el mundo.

Foto: ČTKFoto: ČTK Una misa por los difuntos dio inicio en Lidice a las conmemoraciones del 70 aniversario de la destrucción de ese pueblo por los nazis. Fue un acto de venganza de la Alemania de Hitler por el atentado contra el protector nazi de Bohemia y Moravia, Reinhard Heydrich.

La muerte en 1942 de ese verdugo y autor ideológico del Holocausto, desencadenó una ola de terror en todo el territorio checoslovaco. Los nazis mataron a miles de personas. Uno de los primeros blancos de los nazis fue el pueblo de Lidice, situado en las cercanías de Praga, que fue arrasado por completo.

La presidenta de la Cámara Baja, Miroslava Němcová, afirmó este domingo en un emotivo discurso que fueron los niños y los demás habitantes de Lidice quienes ayudaron en la derrota de la Alemania nazi.

LidiceLidice ”Es justo recordar en estos momentos que los niños de Lidice, sus padres y abuelos, sin saberlo ayudaron significativamente a derrotar a los nazis. Y es que su triste destino levantó en el mundo una ola de repudio contra la Alemania hitleriana. Pero el 10 de junio de hace 70 años atrás, el día de la tragedia de la aldea checa de Lidice, nadie podía imaginarse todavía que sería así”.

También el primer ministro checo, Petr Nečas, recalcó que el destino de Lidice dio un nuevo impulso a la lucha de los checos y de otras naciones europeas contra la Alemania hitleriana y significó un viraje en la Segunda Guerra Mundial.

Petr Nečas, foto: ČTKPetr Nečas, foto: ČTK ”La noticia sobre la masacre en Lidice convenció a muchas personas sobre la necesidad de declarar una guerra de vida y muerte a los nazis. Es sabido que precisamente bajo la impresión de la tragedia de Lidice, los gobiernos de Francia y Gran Bretaña declararon la suspensión de la validez de los Acuerdos de Múnich. Asimismo, en protesta contra esa barbarie, varios pueblos en diversos rincones del mundo acogieron el nombre de Lidice y ese nombre le fue dado igualmente a muchas niñas en el mundo”.

En el acto de Lidice, el primer ministro sostuvo que pasados 70 años de lo ocurrido en ese pueblo checo, las relaciones checo-alemanes tienen un buen nivel, a pesar de que en algunas personas mayores que vivieron la guerra, perduran tristes recuerdos de aquellos tiempos. Junto con negarse a perdonar a los alemanes la responsabilidad por la pérdida de sus seres queridos, conservan el temor de que algo semejante vuelva a repetirse.

El jefe del Gobierno checo apreció el reciente gesto del presidente alemán, Joachim Gauck, quien en una carta enviada a su homólogo checo, Václav Klaus, expresó su pesar por la masacre de Lidice y reconoció la responsabilidad de Alemania por ese cruel acto.

LidiceLidice En la noche del 9 al 10 de junio de 1942, los nazis cercaron el pueblo de Lidice y miembros de la gestapo reunieron y fusilaron de inmediato a 173 hombres de la aldea, entre ellos adolescentes que no habían cumplido los quince años de edad. Las mujeres fueron enviadas a campos de concentración y la mayoría de los niños a cámaras de gas. Unos pocos niños pequeños fueron llevados a Alemania para ser reeducados.

La tragedia de Lidice se cobró en total 340 vidas humanas, entre ellas 88 niños. Después de la guerra, fue construido un nuevo pueblo de Lidice, al que de los antiguos habitantes regresaron sólo 143 mujeres y 17 niños.

11-06-2012