Líder sindical llama a proteger el mercado laboral interno

10-04-2006

A proteger el mercado laboral checo ante la afluencia de trabajadores del Este europeo exhortó el líder sindical, Milan Stech, en su reciente intervención en el congreso de la Confederación Checo-Morava de Uniones Sindicales, la cual agrupa a más de 600 mil trabajadores.

Milan Stech (Foto: CTK)Milan Stech (Foto: CTK) Milan Stech, quien el pasado fin de semana fue reelecto presidente de la mayor central sindical de la República Checa, afirma que tras la ampliación de la Unión Europea del próximo año, será necesario adoptar medidas para proteger el mercado laboral interno. Stech apuntó que para el 2007 está previsto el ingreso de Bulgaria y Rumania y recordó el gran número de trabajadores de esos países que ya están buscando trabajo en la República Checa.

Ante los delegados al congreso de la Confederación Checo-Morava de Uniones Sindicales, Milan Stech insistió que los sindicatos defenderán el derecho de los trabajadores checos al trabajo, centrándose en especial en los jóvenes. Apuntó que cada Estado, antes de abrir su mercado laboral a la mano de obra extranjera, debería facilitar trabajo primero a sus ciudadanos.

Milan Stech y el vicepresidente de la Confederación Checo-Morava de Uniones Sindicales, Jaroslav Zavadil (Foto: CTK)Milan Stech y el vicepresidente de la Confederación Checo-Morava de Uniones Sindicales, Jaroslav Zavadil (Foto: CTK) El líder sindical recordó que los checos tampoco han tenido acceso inmediato al mercado de trabajo comunitario. Hasta el presente se han abierto a los nuevos miembros sólo Irlanda, Gran Bretaña y Suecia y ahora se proponen hacerlo España, Portugal y Finlandia.

Los sindicatos llaman a seguir el ejemplo de los antiguos miembros de la Unión Europea y, en caso de peligro de afluencia excesiva de trabajadores procedentes del Este europeo, introducir un período transitorio en el que el mercado laboral checo se mantendría cerrado a los nuevos países comunitarios.

Mientras que el Gobierno está dispuesto a proteger el mercado de trabajo interno, la mayoría de los economistas advierten que para algunos sectores de la economía checa, como la industria automovilística, la construcción y otros, la mano de obra barata del Este europeo es imprescindible, ya que es más rentable.

10-04-2006