Las ventas de automóviles suben en la RCh sin planes de ayuda

11-05-2009

Las ventas de vehículos en la República Checa subieron un 19 por ciento durante abril con respecto al mes anterior. El plan de ayuda anunciado por el anterior Gobierno para renovar el parque móvil no ha tenido nada que ver en ello y de nuevo se debate sobre si es realmente necesario.

Los checos vuelven a comprar automóviles. La subida compensa las pérdidas de los últimos meses. Las ventas desde enero han sido de casi 49.000 vehículos, lo que supone un crecimiento interanual de un 1,8 por ciento.

Según Pavel Tunkl, secretario de la Unión de importadores de automóviles, la razón está en el cambio de la ley del IVA, que ha facilitado la adquisición de autos a las empresas.

“Desde el año 2003 era prácticamente imposible obtener un descuento del IVA en el segmento de los autos de transporte ligeros. El 1 de abril entró en vigor un cambio de la ley que ha pasado a considerar como vehículos particulares a las furgonetas de hasta 3.5 toneladas, lo que permite el descuento del IVA”.

Pavel Tunkl también afirma que este es solo el principio de la recuperación que traerá varios meses de bonanza. Las ventas seguirán subiendo, dado que los fabricantes no han podido responder en tan poco tiempo a la demanda resultante del cambio de ley del IVA. En los concesionarios se acumulan los encargos.

El aumento de las ventas aviva el debate sobre el plan de ayuda, propuesto por el anterior Gobierno, para renovar el parque móvil y fomentar las ventas de vehículos. El nuevo ministro de Industria y Comercio, Vladimír Tošovský, se ha manifestado en contra. El Ministro considera que debería apoyarse a la industria en general, no solo a la autimovilística. Desde la Unión de Importadores de Automóviles, sin embargo, se defiende el plan, como argumenta su secretario, Pavel Tunkl.

“Hay que decir que todos los países desarrollados han llevado a cabo una renovación del parque móvil. En la República Checa puede que ahora no haga falta apoyar las ventas de automóviles, pero la antigüedad media de nuestro parque es de 14 años. Quiere decir que tenemos un millón de autos sin catalizador, y que las emisiones actuales se podrían reducir a la mitad”.

Los automóviles más vendidos en la República Checa durante el primer cuatrimestre del presente año fueron de la marca Škoda, a pesar de haber caído sus ventas un 14 por ciento. Con grandes subidas, pero a gran distancia aún del fabricante checo, le siguieron Ford y Renault. En cuanto a modelos, el comprador checo sigue optando mayoritariamente por vehículos de gama media.

11-05-2009