Las vallas publicitarias desaparecerán de las carreteras checas

21-10-2011

Las vallas publicitarias desaparecerán paulatinamente de las autovías checas. Así lo supone una enmienda a la ley de circulación por carreteras, aprobada por el Gobierno este miércoles.

Karolína PeakeKarolína Peake Los carteles publicitarios junto a las autopistas y las carreteras checas de primera categoría deberían desaparecer en el curso de los próximos cinco años. El Ejecutivo respaldó esta propuesta del Ministerio de Transportes que persigue incrementar la seguridad en las vías de comunicación nacionales, señaló Karolína Peake, vicepresidenta del Gobierno.

“El borrador de la enmienda de ley supone prohibir la instalación de nuevas vallas publicitarias en la zona de dominio público junto a las carreteras y retirar paulatinamente las existentes. Consideramos estas medidas un aporte a la seguridad del transporte sobre ruedas”.

La enmienda incluye una excepción para los anuncios que están relacionados directamente con la circulación, como por ejemplo aquellos que informan sobre las gasolineras o restaurantes y moteles más cercanos.

Semejantes carteles podrán estar situados a unos 50 metros de distancia del establecimiento en los pueblos y a unos 200 metros de distancia fuera de los municipios. Además, se conservará la mayoría de los carteles en las ciudades y pueblos, puesto que sobre estos anuncios deciden las municipalidades.

El Ministerio de Transportes considera que los carteles situados en los tramos urbanos no representan mayor peligro, debido a que la velocidad máxima permitida allí es inferior a la de las vías rápidas y las autopistas.

Expertos en transporte por carretera aplauden el borrador gubernamental relativo a las vallas publicitarias. Afirman que algunos anuncios son tan llamativos que pueden distraer la atención del conductor y, por ende, poner en riesgo la circulación en la autovía. No obstante, Štěpán Filip, de la iniciativa cívica ‘No queremos publicidad en las carreteras’, considera necesario prohibir también las vallas publicitarias en las ciudades.

”Es positivo que el Gobierno haya adoptado medidas para que los carteles sean retirados de las carreteras. Sin embargo, rechazamos la argumentación de que los anuncios no representan mayor peligro para la circulación en los tramos urbanos. Hay allí ciclistas y peatones, y un conductor que va a unos 50 kilómetros por hora y se distrae por medio segundo viendo un anuncio, puede causar un accidente con consecuencias graves. Pues en ese medio segundo que no presta atención a lo que sucede en la vía, su coche recorre unos siete metros de distancia”.

La prohibición de las vallas publicitarias en las autopistas, las vías rápidas y las carreteras de primera categoría entrará en vigor inmediatamente después de ser aprobada por el Parlamento. Expertos en seguridad del transporte confían que en el futuro también se prohíban los anuncios en los tramos urbanos.

21-10-2011