Las vacaciones de los políticos checos

19-07-2001

Si desea escuchar la versión original, haga click aquí.

Averiguar dónde están y qué hacen es toda una labor de espía. Aunque poco habrá que desplazarse del continente europeo. No obstante, quien quiera toparse con "uno de esos que salen en la tele" tendrá que seguirles bien la pista.

Porque los ministros, parlamentarios y otros altos cargos políticos esconden sus maletines, dejan sus trajes y se olvidan -y con mucho gusto- de ese "trapo" multicolor que hay que llevar atado al cuello en todas las ocasiones, como si fuera parte de su cuerpo. Y el ordenador portátil... (¿Ordenador? ¿Quién ha dicho esa palabra diabólica?) Bueno, quiero decir, sin toda esta rudimentaria que los distinga, los patricios se mezclan con el ciudadano de a pie y se convierten en un veraneante más, y ya no será tan facil reconocerlos entre los residentes de las tan populares casas de campo o entre los cuerpos tostados en la playa.

¡Así que ojo con sacudir la toalla encima de algún ministro o parlamentario de renombre¡ Esto es un aviso a los veraneantes en las costas españolas, portuguesas y croatas, principalmente, allí es donde disfrutará del sol la mayoría de los parlamentarios y senadores checos.

Nuestros oyentes portugueses, si andan con los ojos bien abiertos, tal vez se crucen en algún paseo con el Presidente de la República, Václav Havel. Tres semanas estará disfrutando del mar, del sol y de la simpatía de los portugueses. De modo que atençño, amigos ouvintes!

¿Y ese señor abrazado al árbol? Es el primer ministro checo, Milos Zeman, dicen que se recupera nutriéndose de la energía de los árboles... Pasará casi todas sus vacaciones en su casa de campo, montando en bicicleta y recogiendo setas. Y luego una excursión familiar a Eslovaquia.

Allí podrá toparse con el jefe del Senado, Petr Pithart, que estará en el balneario de Bardejov recuperando sus fuerzas. ¡Cómo agota la política! Quiera o no, seguro que se encuentra a alguien, los paisajes idílicos de Eslovaquia parecen un lugar favorito de exilio veraniego de los políticos checos.

Y mientras muchos estarán friéndose al sol en la playa o a la conquista de la naturaleza, con perros y gatos, hijos y nietos entreteniendo a los altos cargos, el presidente de la Cámara de Diputados, Václav Klaus, aprovecha al máximo sus vacaciones... para trabajar y participar en varias conferencias. Cuando uno es importante, lo es incluso en vacaciones, por más que se ponga chanclas y sombrero de paja.

Pero hay también otros representantes del gobierno checo que seguirán atados a su bolígrafo y teclado. ¿Castigados por mala conducta? Al contrario. Son los políticos que siguen estudiando y que todavía tienen pendiente algún examen en otoño o un trabajo de curso. Y es que ser político, estudiante, esposo y progenitor al mismo tiempo, no debe ser demasiado facil...

No obstante, cualquiera que sea el lugar de descanso la élite política checa, les deseamos, al igual que a los afortunados de ustedes, queridos oyentes, que disfruten de unas agradables y divertidas vacaciones... ¡y cuidado con el Sol!.

19-07-2001