Las tiendas podrían cerrar en Chequia los días de fiesta

16-04-2014

El Senado checo ha vuelto a lanzar la propuesta de obligar a los comercios a cerrar sus puertas durante algunos días de fiesta. La idea cuenta con el apoyo de los sindicatos y la oposición de la Unión de Comercio y Turismo. Por su parte, un sondeo demuestra que para un 80% de los checos esta limitación no supondría ningún problema.

Foto ilustrativa: Tomáš AdamecFoto ilustrativa: Tomáš Adamec La República Checa contrasta con otros países vecinos en cuanto a la gran libertad de apertura que disfrutan sus comercios. Ninguna ley regula a qué horas o en qué fechas debe cerrarse una tienda. La situación podría cambiar pronto de materializarse la propuesta lanzada por el Senado checo de obligar al cierre de las superficies comerciales durante ocho de los días festivos del país.

En concreto se trataría del día de Año Nuevo, el lunes de Pascua, el 8 de mayo, día en el que acabó la Segunda Guerra Mundial, el 28 de septiembre, día nacional checo, el 28 de octubre, aniversario de la independencia de Checoslovaquia, y el 25 y el 26 de diciembre. El día de Nochebuena los comercios tendrían que bajar la persiana a las 12 del mediodía.

Tomáš Kostelecký, foto: YouTubeTomáš Kostelecký, foto: YouTube Según una encuesta de la agencia KPMG, esta iniciativa no supondría un problema para el 82% de los checos, aunque hay diferencias por regiones. Los menos propensos a una legislación en este sentido son los praguenses. Solo un 51% de los habitantes de la capital aprobaría la medida. Se trata de un resultado previsible, de acuerdo con el sociólogo Tomáš Kostelecký.

“Es una parte corriente del estilo de vida de las grandes ciudades. No es tan extraño. Pero por otro lado no todas las grandes urbes tienen este tipo de comportamiento en sus compras. En Francia y Alemania los domingos los supermercados simplemente no están abiertos”, comentó.

También se observan distintas actitudes por franjas de edad. Los más inclinados a cerrar en los días festivos son los ancianos y las mujeres, mientras que los más contrarios a la medida son los hombres y los menores de 24 años. El resultado es también menos aplastante si se trata de impedir la apertura de los comercios también los domingos, una limitación con la que está de acuerdo el 63% de los encuestados.

Foto ilustrativa: Ambro, FreeDigitalPhotosFoto ilustrativa: Ambro, FreeDigitalPhotosLa normativa debe ser ahora discutida por la Cámara Baja, y de ser aprobada podría entrar en vigor ya el año que viene. La propuesta de ley cuenta con multas para los infractores de 37.000 euros, 185.000 para los reincidentes.

Los sindicatos tratan infructuosamente de que se limite la apertura de las superficies comerciales desde hace ya 10 años. Argumentan, entre otras razones, que de esta manera los trabajadores podrán pasar los días de fiesta con sus familias, y no en su puesto de trabajo. Desde el campo contrario, la Unión de Comercio y Turismo señala que la mayor parte de los empleados está de acuerdo con la posibilidad de trabajar los días de fiesta, ya que reciben en ese caso el doble de sueldo por la jornada.

16-04-2014