Las tiendas en línea para ancianos dan sus primeros pasos en Chequia

29-03-2019

El número de ancianos y personas mayores en la población checa sigue creciendo, lo que lleva a diversos cambios en la sociedad. Por ejemplo, en las ventas.

Foto: Pixabay CC0Foto: Pixabay CC0 Las tiendas en línea registran un boom en la República Checa en los últimos años, debido a sus precios aceptables y la facilidad de la compra desde casa o cualquier otro lugar. Y entre los clientes de estas tiendas hay cada vez más personas de la tercera edad. De acuerdo con la Asociación de Comercio Electrónico, las personas mayores de 55 años constituyen hasta el 20% de los consumidores que hacen compras en línea.

En reacción a esta situación van surgiendo en Chequia las primeras tiendas online especializadas en la venta de productos para personas mayores. Ofrecen artículos del sector de salud como grúas, camillas y accesorios ortopédicos, así como alimentos y ropa. Algunos de estos comercios virtuales, sobre todo los de productos alimentarios, ofrecen rebajas especiales a los ancianos. Sin embargo, según sostiene Jan Vetyška, director ejecutivo de la Asociación de Comercio Electrónico, estas tiendas son pocas aún.

”Algunas de las tiendas en línea tienen más bien su sección para personas de la tercera edad. Los comercios electrónicos especializados en este grupo de consumidores son pocos hasta el presente, se cuentan en unas pocas decenas. Pero hay más secciones de servicio social para ancianos en las tiendas online, que brindan ayuda en la realización de diversas actividades, ofrecen vivencias, así como por ejemplo la compra de regalos en vez de hacerlo el cliente, etc.”

Entre las primeras tiendas en línea en Chequia para las personas de la tercera edad apareció la denominada Filemón y Baucis que, según la mitología griega, eran un matrimonio de ancianos que acogió a los dioses Zeus y Hermes, quienes en forma de agradecimiento, los salvaron luego ante las inundaciones.

Este comercio virtual funciona desde hace seis años y ofrece una amplia gama de productos, de acuerdo con su propietaria, Jana Šmudlová.

”Ofrecemos a los clientes en primer lugar accesorios de salud y de ayuda a la movilidad, pero en nuestra tienda en línea se pueden comprar asimismo dispositivos calzadores de zapatos, siendo el más largo de 87 centímetros. Registramos asimismo interés por los rascadores de espalda extensibles. Estos artículos solemos enviarlos directamente al hogar del cliente”.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea Aunque las personas mayores siguen prefiriendo ver el producto de cerca antes de comprarlo, el número de los que compran en línea continúa creciendo, como lo confirmara Jana Šmudlová. Los analistas afirman que en los próximos decenios aumentará más todavía el número de mayores que seguirán activos en la red y aprovecharán sin duda las ventajas que ofrecen las tiendas electrónicas.

El incremento de clientes de la tercera edad lo registran sobre todo las tiendas electrónicas de alimentos. De acuerdo al portavoz de una de ellas, František Brož, el número de clientes mayores de 60 años se incrementó el año pasado en un 50% en términos interanuales.

“Yo diría que el contenido de las compras de alimentos por parte de los mayores no difieren mucho del de las demás personas. Con frecuencia compran muchas cosas en nuestra tienda en línea, debido a que somos para ellos la forma más fácil de cómo conseguirlas y llevarlas a casa. Hay que tener presente que muchas de esas personas ya no pueden o quieren manejar y les resulta difícil ir en coche de compras a un supermercado”.

Una buena experiencia con las compras que hacen por Internet las personas de la tercera edad tienen también otras tiendas de alimentos en línea. Estas frecuentemente ofrecen programas adicionales para este grupo de consumidores. Se trata en especial de asistentes que les ayudan a los ancianos a hacer la compra por Internet directamente en su casa o les aconsejan por teléfono cómo hacerlo.

29-03-2019