Las poblaciones de insectos están disminuyendo de manera abrupta

27-05-2019

Las poblaciones de insectos en la República Checa están desapareciendo, y la diversidad de especies de plantas y animales está disminuyendo globalmente. Según un estudio de la ONU, hasta un millón de especies están actualmente en peligro de extinción.

Foto: Wikimedia Commons, Public DomainFoto: Wikimedia Commons, Public Domain En la República Checa hay alrededor de 38 000 especies de insectos, pero sus poblaciones están desapareciendo del paisaje de manera abrupta. Igualmente alarmante es la situación en todo el mundo, en cuanto a las poblaciones de abejas, mariposas, abejorros y libélulas. Las poblaciones de estas especies en Europa han bajado en un 75% en los últimos 30 años. Petr Šípek del Departamento de Zoología de la Universidad Carolina sostiene que ya no se puede hablar de un estado natural.

“Incluso las poblaciones de los insectos más comunes están disminuyendo rápidamente. Los insectos forman parte de muchísimos procesos importantes en la naturaleza. La dramática disminución nos dice algo sobre el estado del paisaje que nos rodea, que está perdiendo su diversidad”.

Foto: Štěpánka BudkováFoto: Štěpánka Budková Šípek dice que la mitad de la población de abejorros y un tercio de la población de mariposas en Chequia se han extinguido. Según el entomólogo, la agricultura intensiva tiene un impacto significativo en la desaparición de las poblaciones de insectos. Una de las soluciones para conservar la biodiversidad del medio ambiente es reducir el número de monocultivos y cambiar la gestión del paisaje.

“Cada uno de nosotros debería esforzarse por preservar la biodiversidad en la naturaleza. Segar en tiras, no todo a la vez. Dejar al menos parte de la madera muerta en su lugar tras cortar árboles viejos. Construir estanques o piscinas en el jardín, pero sin peces, que arruinan la diversidad”.

Un informe recientemente publicado de la ONU sobre el estado de la biodiversidad confirma que las especies se están desplomando en todo el mundo, y esto cada vez más rápido. El hecho a subrayar es que la pérdida de la biodiversidad afecta directamente a los seres humanos. Alrededor del 70% de los medicamentos contra el cáncer, por ejemplo, son de origen natural, como apunta el informe.

Según el profesor Pavel Kindlmann, uno de los autores del nuevo informe de la ONU, los grupos más vulnerables son los anfibios, insectos, mamíferos y reptiles, en cuanto a la fauna. En la flora están desapareciendo sobre todo coníferas. De lo contrario, se ha registrado un aumento en el número de plagas, ratones y ratas de alcantarilla.

Pavel Kindlmann, foto: Šárka Ševčíková, ČRoPavel Kindlmann, foto: Šárka Ševčíková, ČRo El factor principal que influye negativamente en la diversidad de especies es la actividad humana, indica el profesor Kindlmann. El impacto de la actividad humana es aún más pronunciado que el cambio climático.

“El mayor impacto en la desaparición de especies animales es la pérdida de hábitats naturales, causada por el abuso de la tierra. En segundo lugar tenemos el aprovechamiento directo de los organismos, es decir, la caza y el cultivo. En tercer lugar tenemos el cambio climático, seguido por la polución del aire, del agua, etc. En último lugar están las especies invasoras”.

Solo entre los años 2010 y 2015 se talaron 32 millones de hectáreas de bosques tropicales en el mundo, lo que equivale al cuádruple del área de la República Checa. Además, las áreas naturales están siendo reemplazadas por casas, caminos y almacenes, lo que causa la extinción de las especies locales.

Foto: Myriam Zilles, PixabayFoto: Myriam Zilles, Pixabay “Lo único que me da un poco de optimismo es que tendremos que empezar a dedicarnos intensamente a este tema, porque si no lo resolvemos, nos enfrentaremos a serios problemas. La disminución en el número de polinizadores afecta a la agricultura, causando problemas con la polinización de los cultivos, por ejemplo”.

Como añade el profesor Kindlmann, aproximadamente el 75% de todos los cultivos dependen de la presencia de polinizadores.

Los científicos luchan por el mejoramiento de la educación ambiental, tanto en las escuelas como en las instituciones. Los resultados del estudio de la ONU podrían abrir el camino hacia nuevos compromisos, por ejemplo en ocasión de la reunión sobre biodiversidad de la ONU que tendrá lugar el próximo año en China.

27-05-2019