Las penas de cárcel no se suspenderán por embarazo

05-09-2019

El embarazo dejará de ser motivo para la suspensión temporal del cumplimiento de la pena en prisión a las mujeres condenadas. Lo implica una enmienda a la Ley penal a ser presentada en el Parlamento en octubre próximo.

Foto ilustrativa: Vězeňská služba ČRFoto ilustrativa: Vězeňská služba ČR El reciente caso de una mujer condenada a 30 años de prisión por asesinato y que más tarde, quedó embarazada en la cárcel y los Tribunales tuvieron que suspenderle temporalmente la pena de acuerdo con la ley vigente, provocó amplios debates tanto en los círculos políticos como entre los juristas y la opinión pública en general.

Marie Benešová, foto: Filip Jandourek, ČRoMarie Benešová, foto: Filip Jandourek, ČRo Un grupo de diputados del movimiento ANO del primer ministro Andrej Babiš, adelantó que en octubre será presentada a la Cámara Baja una enmienda a la Ley penal que implica que en el futuro las reclusas condenadas y embarazadas no tendrían derecho a la suspensión temporal automática de su pena para dar a luz.

De ser aprobada la propuesta, a las mujeres embarazadas condenadas por haber cometido un asesinato brutal y que en libertad podrían representar un peligro para la sociedad, los Tribunales podrían negarle la salida temporal de la prisión, según recalcó la ministra de Justicia, Marie Benešová.

”Dependerá de la postura del presidente y los demás miembros del tribunal que decida al respecto. Este podrá aprobar la suspensión temporal de la pena o, por el contrario negar ese derecho a las reclusas que hayan cometido un delito grave, de asesinato y homicidio”.

La Ley penal vigente en Chequia permite que una reclusa embarazada pueda abandonar el establecimiento penitenciario tres meses antes de la fecha prevista por los médicos para dar a luz y pueda quedarse en libertad hasta que su bebé cumpla un año.

Foto: martin NěmecFoto: martin Němec Esta posibilidad la aprovechó también la anteriormente mencionada mujer de 29 años, que fue condenada a 30 años de cárcel por asesinar a tiros a una persona e intento de asesinato de otras tres personas más. En libertad puede estar unos 15 meses y, en vista de que el parto de su bebé tuvo lugar a comienzos de este mes, deberá regresar a la cárcel en septiembre del próximo año. Los actuales vecinos de la mujer y otros habitantes del pueblo donde vive estando en libertad, temen que pueda representar un peligro para todos.

En relación con la enmienda preparada que anularía la automática puesta en libertad temporal a las reclusas embarazadas, el director general del Servicio de Penitenciaría de la República Checa, Petr Dohnal, informó del plan para la apertura de un centro para las mujeres en prisión que están embarazadas o tienen un bebé menor de un año. Este podría surgir en la cárcel para mujeres en Světlá nad Sázavou. El centro podría abrirse de forma casi inmediata, calculándose que el coste de las obras sería de unos 542 000 euros.

En la cárcel de Světlá nad Sázavou funciona desde hace unos 16 años un centro para las reclusas con hijos de entre uno y tres años de edad y actualmente es aprovechado por 14 mujeres y sus 16 hijos en total. Este establecimiento es el único de su género en la República Checa. Desde su surgimiento pasaron en él parte de su infancia unos 200 niños.

05-09-2019