Las obras del túnel Blanka se paralizan: el Ayuntamiento se niega a pagarlas

21-11-2013

El complejo de túneles Blanka, que unirá la parte norte y oeste de Praga, ha sufrido un nuevo retraso en su realización. La empresa constructora del proyecto ha paralizado las obras por la negativa del Ayuntamiento de pagar una deuda de 77 millones de euros. El Consistorio lo explica diciendo que el contrato firmado en 2006 es ilegal.

Túnel Blanka, foto: ČTKTúnel Blanka, foto: ČTK Praga tendrá que esperar para ver inaugurado el complejo de túneles Blanka, que debería constituir la parte noroccidental del cinturón viario de la ciudad. La compañía constructora, Metrostav, anunció este miércoles que paralizará las obras debido a que el promotor, el Ayuntamiento de Praga, debe a la empresa unos 77 millones de euros, y que además no está facilitando las instrucciones necesarias para completar la parte final de la infraestructura.

La decisión supondrá como mínimo un retraso de meses en la finalización de las obras, prevista para abril de 2014, con el consiguiente encarecimiento y prolongación de las molestias para automovilistas y vecinos.

František Polák, foto: ČT24František Polák, foto: ČT24 De acuerdo con el portavoz de Metrostav, František Polák, los impagos han puesto a la compañía contra las cuerdas.

“La soluc ión no puede venir de nuestro lado, porque somos una empresa que funciona por dinero, pagamos a nuestra gente, a nuestros proveedores. Cuando el promotor pague podremos continuar, algo que de momento no sucede”. El Ayuntamiento de Praga, por su parte, explica los impagos señalando que el contrato que se firmó en su momento en 2006, en la época de Pavel Bém como alcalde de la ciudad, es irregular, y que seguir sufragando las obras sería por tanto ilegal.

Tomáš Hudeček, foto: ČTTomáš Hudeček, foto: ČT El alcalde de Praga, Tomáš Hudeček, confía sin embargo en que se llegará a un acuerdo.

“Desde el momento en el que se realizó el primer pago por el complejo Blanka se estaba haciendo algo ilegal. Ahora estamos haciendo todo lo posible para que las obras se completen, llegar a un acuerdo con Metrostav y pagar lo que debemos de manera legal”.

Hudeček, que llegó al Consistorio en junio de este año, ha calificado todo el proyecto Blanka como unas obras realizadas en negro, apuntando que efectivamente desde septiembre el tema se encuentra bajo investigación policial. Metrostav, por su parte, señala que la correspondiente resolución del Ayuntamiento existe, que es incluso accesible por Internet, y que ya hay varios tramos terminados, por lo que de facto las infraestructuras están ahí y deben ser pagadas. Los representantes de Metrostav opinan que todo es una argucia legal para retrasar los pagos sin abonar las penalizaciones consiguientes.

Las obras del túnel Blanka, foto: ČTKLas obras del túnel Blanka, foto: ČTK De momento solo quedan trabajos pendientes por valor de 37 millones de euros, una cifra insignificante comparada con el coste total de las obras, que han supuesto a los praguenses más de 1.300 millones de euros.

El complejo de túneles Blanka enlazará con el túnel de Strahov y comunicará por tanto el oeste de la ciudad con las barriadas del norte, pasando por debajo de la colina de Letná y el parque de Stromovka. Su propósito es completar una parte del futuro cinturón urbano y aliviar de tráfico el centro de la ciudad. Uno de sus túneles, el de Bubeneč, será el más largo del país, con 2,2 kilómetros de longitud.

21-11-2013