Las mujeres checas y el alcohol

La edad promedio de las mujeres adictas al alcohol ha bajado de los 45 a los 35 años. Una de cada diez mujeres en Chequia perjudica su salud con el consumo excesivo de alcohol.

Foto: Pixabay, CC0Foto: Pixabay, CC0 Alrededor de un millón de checos beben alcohol con exceso. Según el Centro Nacional de Control de Drogas y Adicciones, aproximadamente el 4% de los checos son adictos.

Se trata principalmente de hombres, que constituyen más del 60% de los casos. Según especialistas en adictología, las mujeres suelen beber en privado y a menudo esconden su adicción. Esto es una de las razones por las que vienen a buscar ayuda más tarde y es más difícil para ellas dejar el alcohol.

Petr Popov, foto: Marián Vojtek, ČRoPetr Popov, foto: Marián Vojtek, ČRo La edad promedio de las mujeres adictas al alcohol ha disminuido. Mientras que en el pasado se situaba en unos 45 años, hoy son diez años menos.

La adicción al alcohol depende del momento en que se empieza a consumir. Según Petr Popov, experto en adictología del Hospital General de Praga, en Chequia la edad de los jóvenes que por primera vez prueban el alcohol está bajando.

“Las primeras experiencias aparecen a los 11, 12 años de edad. Cuanto menor sea la edad con la que se comienza a usar sustancias adictivas, tanto menor será el tiempo en que se desarrolle la adicción”.

Se ha registrado una conexión entre la formación de adicciones y el tipo de profesión que uno ejerce. Las personas con profesiones psicológicamente exigentes, como lo son los docentes o los médicos, tienen un mayor riesgo de volverse adictos.

Como explica el médico Michal Miovský de la Clínica de Adictología de la Universidad de Carlos y del Hospital General de Praga.

Foto ilustrativa: Lenka ŽižkováFoto ilustrativa: Lenka Žižková “En particular, son profesiones asociadas con un alto nivel de estrés, profesiones que tienen servicio continuo o por turnos, trabajos vinculados con una gran responsabilidad. Por ejemplo, en la escuela la forma de lidiar con el estrés no es simple. El personal médico también tiene problemas. En nuestra clínica tenemos muchos pacientes que son enfermeras o doctores”.

Para que se forme una adicción, es suficiente si una mujer bebe una cerveza grande o una copa de vino al día. La adicción al alcohol se forma de una manera gradual, durante varios años, y para las mujeres trae más riesgos que para los hombres.

El consumo excesivo de alcohol puede causar enfermedades del hígado o problemas con la presión arterial. Las mujeres corren un mayor riesgo de cáncer de hígado o de mama, añade Popov.

“El alcohol en sí es una sustancia carcinógena. No tiene que ser una gran cantidad de alcohol, pero si se consume regularmente y a largo plazo, puede contribuir a la formación de algún tipo de cáncer”.

Si el tratamiento ha de ser efectivo, debería durar por lo menos tres años. Durante un período de diez años después del tratamiento, los pacientes deberían abstenerse para evitar la reincidencia.