Las microcervecerías animan el Festival de la Cerveza de Žižkov

08-06-2012

Alrededor de 80 cervezas especiales fabricadas en unas 30 pequeñas plantas cerveceras locales y regionales, se pueden probar este viernes y sábado en el barrio de Žižkov, en Praga. El Festival de la Cerveza se celebra en el parque de la colina Parukářka, un lugar muy concurrido por los habitantes del barrio, con una hermosa vista panorámica de Praga.

Foto ilustrativaFoto ilustrativa El Festival de la Cerveza se efectúa en el barrio de Žižkov por primera vez y, a diferencia de otros, es concebido como una fiesta familiar. Su organizador es la Alcaldía de Praga 3, en cooperación con la Unión Checo-Morava de Plantas Cerveceras Pequeñas. Además de promocionar las cervezas especiales que son producidas por esas fábricas, el objetivo de la actividad es que tanto los adultos como los ancianos y los niños lo pasen bien, según sostuvo Jan Sotona, portavoz de la Alcaldía de Praga 3.

”Žižkov es un barrio de cervecerías que está muy cerca del centro pero, que a la vez mantiene su especial ambiente popular. El año pasado presentamos aquí vinos moravos, pero coincidimos en que mucho más típico sería organizar un festival de la cerveza. Así surgió la idea de un festival de cervezas especiales de fábricas pequeñas, donde lo fundamental sería degustar y no consumir cantidades de esa bebida espumosa. Decidimos organizar un festival familiar, con un programa especial para niños”.

Jan Sotona, foto: autoraJan Sotona, foto: autora Las personas que visitan la actividad reciben un set cervecero con vasos especiales para la degustación y un catálogo que presenta los diferentes productos cerveceros presentes, según sostuvo Jan Sotona.

”En el festival están presentes unas 80 cervezas especiales de unas 30 pequeñas plantas cerveceras del país, mayormente de Bohemia. Creo que nadie es capaz de degustar esa cantidad de cervezas, por lo que recomendaría a los visitantes escoger bien lo que quieren probar”.

En Parukářka se ofrecen marcas de cerveza que no se pueden comprar en los comercios de Praga y a las que hay difícil acceso también en todo el país. Por ejemplo, se puede degustar una cerveza de Luční Bouda, que es un restaurante con producción de cerveza situado en los Montes Gigantes, en el norte de Bohemia, a una altura de 1.400 metros. También se puede probar una cerveza producida por los estudiantes de la Escuela de Alimentos de Praga, que es el único centro educativo de Chequia que prepara a futuros maestros cerveceros.

Mientras que en 1989, además de las grandes fábricas de cerveza existía en la República Checa solo una pequeña planta cervecera en el restaurante U Fleků, en Praga, actualmente son más de 130 las pequeñas fábricas que a lo largo y ancho del país cocinan su propia cerveza.

El Festival de la Cerveza en Žižkov se prolongará hasta el sábado y el domingo proseguirá con un mercado de las pulgas de productos relacionados con la cerveza, que tendrá lugar desde la mañana hasta las dos de la tarde en la Plaza de Jorge de Poděbrady (náměstí Jiřího z Poděbrad) en el barrio de Žižkov, en Praga.

08-06-2012