Las manifestaciones contra los gitanos empiezan a convertirse en rutina en Bohemia del Norte

12-09-2011

Las manifestaciones contra los gitanos empiezan a convertirse en algo rutinario en Bohemia del Norte. También este fin de semana los grupos ultraderechistas convocaron una marcha contra la minoría gitana. Debido a la violencia desencadenada la Policía detuvo a más de 40 radicales.

Foto: ČTKFoto: ČTK La situación en Bohemia del Norte está cada vez peor. Los habitantes de la región están inconformes con la presencia de un número cada vez mayor de gitanos, al tiempo que éstos se quejan del permanente acoso por parte de la sociedad mayoritaria.

Los grupos ultraderechistas convocaron para el fin de semana acciones contra los gitanos y la Policía se preparó para la ocasión. En el operativo participaron 600 policías que evitaron que los extremistas atacaran a los gitanos acuartelados en sus viviendas, según indicó el ministro del Interior, Jan Kubice.

Jan Kubice, foto: ČTKJan Kubice, foto: ČTK “Del primer grupo violento que atacó a los policías fueron detenidas varias personas. Después un breve interrogatorio descubrimos que se trató de activistas que se trasladaron al lugar desde otras zonas del país”, indicó el ministro.

De acuerdo con la Policía, el enfrentamiento entre los habitantes de Šluknov, así como de otras localidades, y los gitanos es aprovechado por los ultraderechistas para manipular a las masas y obtener así capital político.

En un informe preliminar de la Policía se indica que los extremistas provocaban desde las primeras filas, pero cuando la policía empezaba a reprimir, los radicales se replegaban y los golpes los recibían los ciudadanos comunes y corrientes.

Durante el operativo policial fueron detenidas más de 40 personas violentas, al tiempo que se decomisaron armas blancas, garrotes y una pistola de gas comprimido.

Foto: ČTKFoto: ČTK Los grupos ultraderechistas anunciaron que el próximo fin de semana tomarán nuevamente las calles de Bohemia del Norte. En un programa de debate de la Televisión Checa, el ministro del Interior, Jan Kubice, dijo que mantendrá a la Policía antimotines en el lugar todo el tiempo que sea necesario, aunque reconoció que el dinero que tiene se le acabará a finales del año.

La situación en Bohemia del Norte es un hueso duro de roer para el primer ministro Petr Nečas, ya que la tensión con la minoría gitana es aprovechada por los extremistas que ganan protagonismo en momentos en que la política de recortes del Gobierno se vuelve cada vez más dolorosa para la población en general.

12-09-2011