Las empresas checas se dirigen hacia mercados extranjeros

Muchas jóvenes empresas checas intentan abrirse camino en el mercado extranjero. Aunque los productos de estas compañías se fabrican en la República Checa, a menudo no se pueden encontrar en el mercado interior.

Fuente: 3D SIMOFuente: 3D SIMO Numerosas empresas checas han tenido éxito en el extranjero. Aunque sus productos se originan en la República Checa, a menudo no es posible comprarlos en este país. Para las empresas florecientes es más fácil triunfar en el extranjero que en el mercado interior.

Uno de los inventos que ha penetrado el mercado exterior es el lápiz 3D. Parece un lápiz normal de mayor tamaño, sin embargo, se utiliza para crear modelos materiales de dos o tres dimensiones. La idea de diseñar un lápiz 3D surgió en la mente de David Paškevič hace siete años. Paškevič explica por qué la empresa se dirigió directamente a los mercados extranjeros, en vez de tratar de promover el producto en Chequia.

“Nos enfocamos en el mercado estadounidense. La razón es simple, es mucho más fácil vender el producto allí”.

La empresa Chimpanzee, que produce barras energéticas y suplementos para deportistas, también logró abrirse camino en el mercado exterior. Empezó a vender sus productos en la República Checa, pero el gran éxito vino cuando la empresa entró al mercado alemán, dice el propietario de la compañía, Josef Toufar.

“Los checos están dispuestos a pagar un euro como máximo por una barra energética. Sin embargo, los ingredientes que utilizamos son costosos, por ello el precio es más alto”.

Fuente: Facebook ChimpanzeebarFuente: Facebook Chimpanzeebar Jiří Sauer, director de auditoría de la empresa Deloitte, ha confirmado la expansión de las empresas checas en el extranjero. Según Sauer, las nuevas compañías prometedoras son más asertivas estos días.

“Antes era normal comenzar en la República Checa, luego pasar a Eslovaquia, Austria, Polonia, Alemania. Ahora las empresas suelen introducir sus productos directamente a escala mundial”.

Petr Procházka es uno de los que apostó por la producción innovadora de nuevos tipos de bienes. Sus zapatos-calcetines se han extendido en Estados Unidos, Japón y Australia. Combinan las propiedades y ventajas de zapatos y calcetines, son duraderos y se pueden guardar en el bolsillo para ser utilizados en cualquier momento.

Procházka logró tener éxito en el extranjero gracias al llamado “crowdfunding”, a través del cual obtuvo contribuciones financieras por parte de sus seguidores. El crowdfunding es cada vez más popular entre las empresas checas para conseguir una base financiera, y muchas compañías lo están aprovechando para abrirse camino en el mercado exterior.

Los jóvenes empresarios que no tienen suficientes recursos para realizar sus proyectos pueden presentar sus ideas en internet, y cualquier persona puede contribuir al desarrollo de su plan.