Las carreteras checas siguen siendo peligrosas

09-07-2008

La situación en las carreteras checas sigue fatal. Al cumplirse dos años de la entrada en vigor de una nueva ley de tránsito los accidentes no han mermado y aumenta el número de choferes que pierden puntos por infracciones.

Circular por las carreteras checas sigue representando un gran peligro. Hace dos años el Parlamento aprobó una ley de tránsito que tenía como objetivo reducir los accidentes en las autopistas y demás vías de comunicación.

Revolucionaria resultó, para las condiciones locales, la aplicación de un sistema de puntos. Además de la multa correspondiente, los infractores reciben puntos penales hasta un máximo de 12, lo que significa la pérdida del permiso de conducir.

Lukáš Kadula, especialista del Ministerio de Transportes explicó que desde que entró en vigencia la nueva ley, un total de 900 mil conductores fueron castigados con al menos un punto.

„Con el máximo de puntos penales, o sea 12, fueron castigados nueve mil choferes checos que perdieron su permiso de conducir, esto representa el dos por ciento del total de los conductores que cometieron infracciones. El infractor más joven tenía 16 años de edad y el mayor 86 años”, indicó el experto.

A pesar de las fuertes penas, la temeridad de los conductores no se reduce y pocos son los fines de semana que no se cobran vidas humanas en las carreteras checas.

Un reciente estudio sacó a la luz informaciones alarmantes, ya que un dos por ciento de las personas que circulan por las carreteras del país no tienen permiso de conducir y el uno por ciento conduce bajo los efectos del alcohol o algún tipo de droga.

La infracción más frecuente es la violación de la velocidad máxima permitida y la edad promedio de los conductores temerarios oscila entre los 20 y los 25 años.

Del total de los conductores registrados en el país, las mujeres son las que menos infracciones cometen. Los especialistas en seguridad vial aseguran que a pesar de que las estadísticas no son muy halagüeñas, el sistema de puntos ha arrojado buenos resultados y su aplicación ayudará en el futuro a disminuir el número de accidentes en las carreteras checas.

09-07-2008