Las ansias de libertad unen a Borges y Kafka

11-06-2004

La República Checa y Argentina se acercaron un gran trecho más. Los paralelismos y las diferencias entre las obras de Franz Kafka, escritor judío de habla alemana nacido en Praga, y Jorge Luis Borges, uno de los mayores literatos latinoamericanos, fueron el tema central de un seminario internacional celebrado este jueves en Praga. La conferencia, en la que participaron especialistas de la República Checa, Eslovaquia, Israel y Argentina, se realizó en el marco de las jornadas Kafka-Borges/Buenos Aires-Praga.

Seminario internacional Kafka-Borges/Buenos Aires-Praga (Foto: Andrea Fajkusová)Seminario internacional Kafka-Borges/Buenos Aires-Praga (Foto: Andrea Fajkusová) Borges sentía, como Kafka, una similar atracción por su ciudad natal. Al mismo tiempo ambientó varias de sus obras en Bohemia. Tal es el caso, por ejemplo, de El Inmortal, objeto en parte de la exposición del pintor preferido de Borges, Zdravko Ducmelic, que se realiza actualmente en el Museo de Kampa de Praga, recordó al principio de la conferencia el embajador de Argentina en la República Checa y coordinador del evento, Juan Eduardo Fleming.

"Creo no equivocarme con lo que digo, y pido anticipadamente disculpas por mi falta de modestia, si me animo a aventurar, que de haber tenido Kafka que elegir una nacionalidad fuera de Europa ésta hubiera sido, posiblemente, gracias a Borges la argentina. Pero si me animo a afirmar que de haber tenido que elegir Borges una patria centroeuropea ésta hubiera sido, sin duda, la República Checa. No sé que dirá María Kodama, pero ésa es mi convicción y no la cambio", expresó el embajador argentino.

María Kodama, viuda de BorgesMaría Kodama, viuda de Borges Esta fue la respuesta de María Kodama, viuda de Borges:

"Bueno, no sé. Borges decía, o le dijo a un periodista suizo, que el desearía ser o tener, que era un sueño imposible, la ciudadanía suiza porque para él eso era lo que ahora poco a poco está consiguiendo todo Europa - la comprensión entre los hombres. En fin, esperemos que llegue un día a ser realidad, la comprensión, la no, digamos, opresión, la no posesión del territorio o del poder económico, sino una sensación de respeto y, sobre todo, de libertad. Pero pienso que si poco a poco Europa lo consigue, el mundo que él quería, y como decía ser ciudadano del mundo, también hubiera querido ser ciudadano de la República Checa".

María Kodama subrayó en el seminario que Borges conocía muy bien el recorrido extraño por el mundo de los sueños de Kafka, porque tuvo sueños y pesadillas durante toda su vida. En base a un sueño surgió también el poema de Borges en homenaje a Franz Kafka, titulado "Ein Traum", un sueño.

Alina DiaconuAlina Diaconu Por su parte, la escritora Alina Diaconu, residente en Buenos Aires, se refirió en su ponencia a los laberintos y la mente, dos temas que aparecen a menudo en la obra de los dos grandes autores. Alina Diaconu citó de la novela de Kafka, El Proceso, el fragmento en el que el abogado defensor manifiesta a Josef K.: "Estar encadenado es a veces más seguro que estar libre".

"Es una verdad terrible. Me acuerdo del libro "El miedo a la libertad" del psicólogo Erich Fromm. Uno tiene miedo a la libertad y eso es lo que está diciendo Kafka en esa frase. Uno desea libertad, pero después cuando la tiene ¿qué hace con ella? Es muy interesante el tema de la libertad, cómo uno maneja la libertad. Yo soy rumana, nací en Rumania, viví catorce años bajo el sistema comunista, así que yo también sé lo que es el cambio. El cambio de una opresión donde todo está controlado a lo que se supone que es la libertad. Es muy difícil el cambio. Pero vale la pena".

Con María Kodama de Borges y Alina Diaconu conversaremos en uno de nuestros próximos programas del fin de semana.

11-06-2004