La victoria de Bush no sorprendió a los políticos checos

04-11-2004

Los políticos checos no se han visto sorprendidos por la victoria de George Bush en las elecciones presidenciales. La mayoría de ellos considera la reelección del presidente republicano como una garantía de la continuidad de las relaciones entre la República Checa y EE. UU. y de la lucha contra el terrorismo.

George Bush (Foto: CTK)George Bush (Foto: CTK) "En los momentos difíciles demostró que es un verdadero líder de su pueblo, y los electores norteamericanos lo apreciaron", interpretó las declaraciones del presidente checo, Václav Klaus, su portavoz Petr Hájek. "Václav Klaus opina que la reelección de George Bush significa ante todo la continuidad de la política existente en EE.UU."

El mandatario checo alabó además los valores abogados por el presidente estadounidense. "Simboliza las mejores tradiciones de América, su relación hacia la libertad, el optimismo, el individualismo, el ambiente económico liberal y los valores conservadores, que son afines a los míos", indicó Václav Klaus.

Por su parte, el ministro de RR.EE. checo, Cyril Svoboda, subrayó la lucha contra el terrorismo y la actividad de Bush en Irak. "Esta línea fue seguida asimismo por la diplomacia checa", dijo Svoboda. "Nuestras relaciones con EE. UU. eran, son y serán buenas. En esto no cambia nada".

El jefe de la diplomacia checa rechazó en esta ocasión los ánimos antiamericanos de parte de la opinión pública y de los políticos europeos. Según Svoboda, la alianza euroatlántica es de importancia clave para el futuro de Europa.

La victoria de George Bush (Foto: CTK)La victoria de George Bush (Foto: CTK) En ello coincidió el embajador estadounidense en la República Checa, William Cabaniss, quien insistió en que salvo el asunto de la guerra en Irak, Europa y EE. UU. se entienden bien, opinando que Bush se esforzará por curar las heridas en las relaciones mutuas con Francia y Alemania. Cabaniss evaluó ante la Radiodifusión Checa las capacidades de liderazgo de ambos candidatos presidenciales.

"Creo que un americano promedio desea un líder estable que toma una decisión y persiste en ella. El senador Kerry vaciló muchas veces durante la campaña electoral. La guerra contra el terror desempeñó también un papel importante. En la lucha contra un enemigo tan espantoso el pueblo quiere tener un líder fuerte".

La victoria electoral de George Bush dejó contentos, entre otros, también al presidente del opositor Partido Cívico Democrático, Mirek Topolánek, quien la señaló como la victoria de toda América, así como al ex presidente checo, Václav Havel. Éste expresó la esperanza de que Bush siguiera sirviendo a la democracia y la seguridad en el mundo.

04-11-2004