La Unión Europea y América Latina se unen para enfrentar la crisis

30-10-2012

Hacer frente a la crisis económica mediante el desarrollo de la cooperación birregional y afianzar los contactos entre la Unión Europea y América Latina. Eso son los objetivos de la Fundación EU-LAC (Unión Europea y los países de América Latina y el Caribe), que presentaron en Praga su presidenta, Benita Ferrero-Waldner, y el director ejecutivo, Jorge Valdez.

Benita Ferrero-Waldner, foto: Kateřina PetrůBenita Ferrero-Waldner, foto: Kateřina Petrů La Fundación EU-LAC es considerada una herramienta útil para fortalecer la asociación birregional y como una plataforma para estimular proyectos y estrategias comunes.

El mundo ha cambiado y hoy no es igual al de los años 90. Se ha avanzado en muchos sectores y, en medio de la crisis mundial, se hace cada vez más patente la necesidad de la cooperación internacional, destacó Benita Ferrero-Waldner, presidenta de la Fundación EU-LAC, ex ministra de Relaciones Exteriores de Austria y ex eurodiputada, al informar en Praga sobre los objetivos de esa organización.

”Nosotros queremos conectar la parte intergubernamental con la sociedad civil y, especialmente con empresarios, con las universidades importantes y también con el sector social y con las ONGs, para poder trabajar conjuntamente. Tenemos valores en común, tenemos historia en común. Hemos hecho muchas cosas donde nos hemos sentido socios pero falta muchísimo todavía y justamente allí pensamos que hay que conectar más con la otra parte, hay que mostrar que hay un valor añadido”.

Benita Ferrero-Waldner resaltó la importancia en primer lugar, del afianzamiento de la cooperación en el sector empresarial de ambas regiones.

Jorge Valdez y Benita Ferrero-Waldner, foto: Ivana VonderkováJorge Valdez y Benita Ferrero-Waldner, foto: Ivana Vonderková ”Especialmente hemos seleccionado la parte de empresas, las pequeñas y medianas empresas que son hoy muy importantes, que dan el empleo en gran parte, y que, en ambos lados a veces, no tienen la misma competitividad, productividad, innovación que tendrían que tener hoy en día para poder no solamente sobrevivir, sino ser fuertes”.

La Fundación EU-LAC se traza la tarea sin embargo de desarrollar contactos birregionales también en otros sectores, como el de inversiones, el educativo y el cultural.

Según insistió el diplomático peruano Jorge Valdez, director ejecutivo de la Fundación EU-LAC, hay que romper la noción de cliente y proveedor y convertirse en socios, que es una relación diferente.

Jorge Valdez indicó que los proyectos de la fundación ofrecen amplias posibilidades especialmente para los nuevos países de la Unión Europea, incluida la República Checa, de estrechar sus contactos con los países de América Latina y el Caribe.

”Esta fundación es muy importante y una oportunidad para los nuevos estados miembros de la Unión Europea. América Latina ha tenido una vinculación tradicional con algunos estados de la Unión Europea y esa vinculación hace que tanto para los nuevos estados miembros como para América Latina los significados recíprocos no tengan la misma intensidad. Y allí tenemos que trabajar porque, en la medida en que los comportamientos entre la Unión Europea se homogenizan como resultado del proceso de integración, es también importante generar significados. Y creo que hay un mundo de oportunidades”.

En este aspecto, Jorge Valdez mencionó el ejemplo de la cooperación de la República Checa con Latinoamérica.

”Ya hay presencia de las llamadas multilatinas en la República Checa. Está la empresa Nemac que produce acá autopartes. Estos son elementos que nos muestran claramente que existen posibilidades, que existen oportunidades de mutuo beneficio en un trabajo conjunto”.

La Fundación EU-LAC, con sede en Hamburgo, fue creada por los jefes de Estado y Gobierno de los Ventisiete y de los países de América Latina y el Caribe en 2010 en Madrid e inició sus actividades en noviembre de 2011.

30-10-2012