La UNESCO aprueba la restauración del auditorio giratorio de Český Krumlov

24-11-2015

Tras unos 20 años de discusiones queda despejado el camino hacia la restauración del auditorio giratorio de Český Krumlov. La UNESCO ha dado su visto bueno a la puesta en marcha de un concurso público respecto a la renovación de esta joya teatral checa, obstaculizado durante dos decenios por los pleitos entre los protectores de monumentos y los promotores de dicho escenario.

Carmen, los tres mosqueteros o Robin Hood, son algunos de los personajes que han protagonizado sus respectivas historias en uno de los escenarios checos más hermosos, situado al aire libre en los jardines barrocos del palacete de Český Krumlov, cuyo casco histórico fue inscrito en la lista del patrimonio de la humanidad de la UNESCO en 1992.

Las últimas negociaciones entre la República Checa y el organismo de las Naciones Unidas prometen que los aficionados al teatro podrán seguir disfrutando de las famosas obras teatrales realizadas en este fabuloso entorno.

Mientras que la República Checa deseaba conservar el auditorio dentro del recinto, la UNESCO quería sacarlo de los jardines indicando que al ser una construcción moderna estropeaba el ambiente barroco.

Existencia garantizada

Ahora ambas partes han acordado que apoyarán la renovación del auditorio, convocando para comienzos del próximo año un concurso público para la realización arquitectónica de la restauración, según resaltó el ministro de Cultura, Daniel Herman.

Daniel Herman, foto: Martina SchneibergováDaniel Herman, foto: Martina Schneibergová “Ya no estamos discutiendo si el auditorio puede quedarse en los jardines, sino que comenzamos a buscar el mejor aspecto posible de la construcción. El contrato que garantiza el funcionamiento del auditorio viejo va a expirar en 2017, pero no puedo descartar que pidamos una prolongación de este plazo”, indicó.

El proyecto cuenta con la instalación de un auditorio desmontable, cuyo precio ascendería a unos siete millones y medio de euros.

Surgido en el año 1958, el auditorio giratorio, con una capacidad de 650 plazas, ha acogido a unos dos millones de espectadores.

El interés por parte de los visitantes sigue siendo enorme. Con unos 55.000 billetes vendidos, esta temporada figura entre las más exitosas de toda la historia del teatro.

24-11-2015