La tragedia de Uherský Brod provocó un debate sobre las normas para portar armas

26-02-2015

En reacción a la tragedia de Uherský Brod, donde un hombre perturbado mató a tiros a ocho personas este martes, el Ministerio del Interior estudia la posibilidad de facilitar el acceso al registro central de armas a todos los médicos. Hasta el momento el solicitante del permiso para portar armas debería someterse sólo a un chequeo médico general.

Foto: thenys / freeimagesFoto: thenys / freeimages El ministro del Interior checo, Milan Chovanec, indicó este miércoles que considera demasiado elevado el número de personas con permiso de portar armas de fuego. Ese permiso lo tienen más de 300.000 checos. En el registro central la Policía evidencia más de 752.000 armas, incluyendo esa cantidad también las armas para fines deportivos, las de los guardabosques y las que tienen los policías para el cumplimiento de su trabajo.

En opinión de Chovanec, la tragedia de Uherský Brod demuestra la necesidad de adoptar medidas eficaces para impedir que se repita algo semejante. El Ministerio del Interior quiere imponer que los médicos, especialmente los psiquiatras, tomen parte activa en la entrega de permisos para portar armas.

El presidente del Comité de Seguridad del Senado, František Bublan, considera que la normativa existente que regula la concesión de ese permiso es ya de por sí bastante rígida.

František Bublan, foto: Vendula Uhlíková, ČRoFrantišek Bublan, foto: Vendula Uhlíková, ČRo ”Las condiciones para recibir el permiso son bastante estrictas en Chequia, incluso más que en otros países europeos. Pero hay que insistir en el riguroso cumplimiento de las reglas que implica esa normativa tanto por parte de los comisarios que examinan los conocimientos del solicitante, como la de los médicos. Y estoy de acuerdo con que la coparticipación de los psiquiatras podría prevenir situaciones con consecuencias trágicas”.

Mientras que algunos políticos y especialistas en seguridad objetan que la concesión del permiso de acceso al registro central de armas a los médicos llevará a una mayor burocracia, además de que implicará mucho más trabajo para los galenos, el psiquiatra Jiří Švarc apoya la idea a la vez que insiste en la necesidad de una estrecha cooperación entre los médicos y la Policía.

”Es importante que los médicos tengan la obligación de informar cuando una persona que solicita el permiso para portar armas tiene algún problema psíquico. Actualmente transmiten esa información al médico de cabecera, pero a veces el paciente no les dice el nombre de éste. Estoy convencido de que ayudaría si los médicos transmitieran ese tipo de información directamente a la Policía. Eso debería estar plasmado por la ley, porque no basta que la normativa sólo contenga la estipulación de que el arma no debería portarla una persona con problemas psíquicos que es inadaptable y agresiva”.

Foto: ČT24Foto: ČT24 La oposición alerta que, independientemente de lo ocurrido en Uherský Brod que, además, es una ciudad con una larga tradición de fabricación de armas, los eventuales cambios en el sistema y la legislación para la concesión del permiso de portar armas no deberían ser apresurados. Sostiene que adquirir un arma no puede permitirse cualquier persona, porque cuesta bastante dinero, y coincide con los expertos que dicen que sería suficiente que se respetasen al pie de la letra las normas existentes.

26-02-2015