‘La Tienda de la Calle Mayor’, ganó el Oscar a mejor película extranjera hace 50 años

23-06-2016

La película checoslovaca ‘La Tienda de la Calle Mayor’, dirigida por Ján Kadár y Elmar Klos, ganó el Oscar a la mejor película en lengua no inglesa hace 50 años. Su temática son los efectos de las leyes raciales en Eslovaquia durante el periodo fascista, tomando la historia particular de la propietaria judía de una mercería y el hombre que asume por decreto el control del negocio.

De la película 'La Tienda de la Calle Mayor'De la película 'La Tienda de la Calle Mayor' ‘La Tienda de la Calle Mayor’ se convirtió en la primera película checoslovaca en ganar un Oscar a mejor película extranjera, éxito del que se cumplen ahora 50 años. La obra puede considerarse checoslovaca en el sentido más estricto, ya que fue realizada por dos directores, uno checo, Elmar Klos, y otro eslovaco, Ján Kadár.

La película, adaptación de la novela de Ladislav Grosman, aborda el drama de la persecución de los judíos en la Eslovaquia fascista durante la Segunda Guerra Mundial. Tono Brtko es nombrado administrador ario de la mercería de la calle mayor de Sabinov, regentada por una viuda judía. La anciana mujer no es consciente de la situación política y Tono tiene demasiados escrúpulos para sacarla del engaño. Finalmente se inician las deportaciones a los campos de exterminio y la historia desemboca en un final trágico.

De la película 'La Tienda de la Calle Mayor'De la película 'La Tienda de la Calle Mayor' La fama de la producción se debió a la simple casualidad. En Praga fue vista por un crítico de cine inglés, que la llevó después a un festival en Gran Bretaña, comenta Elmar Klos, hijo de uno de los directores.

“Fue entonces cuando pudo ser vista por el público y los periodistas británicos y americanos, y fue solo entonces cuando fue nominada a los Oscar”.

Foto: ČTFoto: ČT ‘La Tienda de la Calle Mayor’ aborda las persecuciones antisemitas evitando el tremendismo de las cámaras de gas y el destino colectivo, centrándose en una historia particular, lo que le otorgó frescura y originalidad, sin restarle fuerza.

El éxito es celebrado todavía tanto por checos como por eslovacos, y precisamente en la ciudad eslovaca de Sabinov se ha preparado todo un programa de celebraciones en recuerdo del premio. En su plaza una estatua del premio Oscar, con un botón en lugar de una espada, conmemora este galardón que puso al municipio en el mapa. La mercería de la señora Lautmann sigue intacta, prácticamente igual a cuando fue rodada la película y posiblemente idéntica a cuando fueron deportados los judíos locales.

Jan Kadár, foto: ČTJan Kadár, foto: ČT De hecho el buen grado de conservación del centro histórico de Sabinov fue el principal motivo por el que fue elegido como escenario de la película, señala el historiador Juraj Vrábel.

“Cuando vino Juraj Herz, en la práctica el tercer director de la película, se dio cuenta de que el tiempo se había detenido aquí durante los últimos 22 años. Fue él el que impuso la decisión de rodarla aquí”.

Jozef KrónerJozef Króner Al parecer todo estaba en la ciudad igual que en los años 40. Bajo la estrella roja que lucía el ayuntamiento encontraron incluso una cruz doble eslovaca de los tiempos del estado fascista eslovaco. Todo esto supuso un ahorro a la hora de acondicionar los exteriores.

La actriz Ida Kaminská, que interpretó a la señora Lautmann, fue nominada a mejor actriz principal. Esta y el actor protagonista, Jozef Kroner, recibieron asimismo una mención especial en el festival de Cannes.

23-06-2016