La tarea del nuevo ministro de Industria: bajar el precio del tráfico de datos

28-03-2017

Jiří Havlíček, nominado al cargo de ministro de Industria y Comercio, tiene ante sí una dura tarea que costó el puesto a su antecesor: conseguir que la Cámara Baja apruebe una ley que obligue a los operadores de telefonía móvil a reducir sus tarifas para el flujo de datos. Se trata de una lucha contrarreloj, porque en otoño se celebrarán elecciones generales.

Jiří Havlíček, foto: ČTKJiří Havlíček, foto: ČTK El antiguo ministro de Industria y Comercio, Jan Mládek, de larga trayectoria política y cercano al presidente Miloš Zeman, empezó mal su reincorporación al servicio público. Durante la última campaña electoral ofendió a los trabajadores autónomos a los que llamó parásitos.

La ola de enfado contra el eventual ministro de Industria fue enorme, pero la Socialdemocracia logró imponerlo e instalarlo al frente de la cartera hasta que el jefe del Gobierno pidiera su cabeza por no aplicar a cabalidad las prioridades del Ejecutivo.

Todo apunta a que Mládek bloqueó la presión impulsada por el Gobierno para que los operadores de telefonía móvil redujeran los precios de los servicios para el tráfico de datos.

En un encuentro con la prensa el futuro ministro de Industria y Comercio, Jiří Havlíček, se refirió a las prioridades de su cartera.

“En primer lugar queremos acabar una serie de procesos legislativos que tenemos en la Cámara Baja. Se trata por ejemplo de la ley de comunicación electrónica y de la normativa que facilitará el Internet de alta velocidad en la República Checa”.

En un intento por dar a entender que prestará atención a las prioridades del oficialismo, Havlíček subrayó tres campos más en los que centrará su atención.

Ministerio de Industria y Comercio, foto: Filip JandourekMinisterio de Industria y Comercio, foto: Filip Jandourek “En lo referente a otros asuntos también prioritarios debo mencionar la obtención de fondos europeos, el respaldo a la diplomacia económica y a las inversiones”.

La nominación de Havlíček no fue un asunto sencillo para el oficialismo. Entre los primeros candidatos figuraba Tomáš Prouza, secretario para Asuntos Europeos, que no contaba con las simpatías del presidente Zeman. Prouza renunció de manera súbita y se trasladó al sector privado.

La destitución del ministro Jan Mládek no fue del agrado del presidente Zeman, quien subrayó que al Gobierno le quedan unos ocho meses de funciones antes de las elecciones generales, por lo que el nuevo ministro tendrá poco tiempo para llevar a cabo sus planes.

Después de varios debates con el primer ministro, el portavoz presidencial anunció que el mandatario nombrará al nuevo ministro el próximo 4 de abril. Hasta la fecha Jiří Havlíček se desempeña como viceministro de la cartera que pronto dirigirá por completo.

28-03-2017